El paro extremeño marca los mejores datos desde 2009

Una camarera atiende una mesa en una terraza en Mérida. :: BRÍGIDO/
Una camarera atiende una mesa en una terraza en Mérida. :: BRÍGIDO

La Encuesta de Población Activa del INE recoge un aumento de la ocupación de 11.300 personas gracias al empuje del sector servicios en la provincia de Badajoz

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Buenos datos de empleo para Extremadura en el mejor tercer trimestre de los últimos años. El número de desempleados de la región bajó en 11.300 personas entre julio y septiembre, lo que sitúa la tasa de paro en el 21,68%, la más baja desde 2009. La comunidad deja de ser la primera en este índice, un puesto que ahora recupera Andalucía.

El tercer trimestre suele ser positivo para la creación de empleo en la región. Como refleja la serie reciente, en los últimos años ese periodo ha registrado bajadas de hasta 8.000 personas en el número de desempleados. Pero no había llegado a la cifra que publicó este jueves la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística.

Los 11.300 parados menos del tercer trimestre dejan el total de desempleados en 107.500, la cifra más baja desde el año 2009. Aún está lejos de los 68.500 de 2008, cuando aún se notaba el periodo de expansión económica. Pero más lejos todavía de los 184.100 que se alcanzaron en 2013, en plena crisis.

El paro bajó en todos los sectores, excepto en construcción. Se notó especialmente en los servicios (4.600 menos) y en el colectivo de primer empleo (4.200 menos). También fue significativa la reducción entre los mayores de 55 años y los que llevan dos años o más sin empleo (7.600 menos). Por sexos, la caída fue mayor entre las mujeres que entre los hombres, aunque el colectivo femenino sigue sufriendo especialmente el desempleo (hay 58.000 paradas en la región por 49.500 parados).

La bajada del paro estuvo acompañada por un aumento de la ocupación, con 9.000 personas más trabajando que en junio. El total llega a 388.400, el mejor dato desde 2010. La tasa de empleo (porcentaje de población ocupada sobre el total de personas en edad de trabajar) llega al 43,33%, la más alta desde 2009.

La ocupación bajó en construcción pero creció en agricultura (gracias la provincia de Cáceres), industria y, especialmente, servicios, con 7.000 personas más (la subida se centró en Badajoz, con 7.900 más). De ellas, 4.600 son mujeres. Eso impulsó el crecimiento del empleo femenino, aunque con matices. Por ejemplo, en la región desciende el número de contratados a tiempo parcial, excepto entre las mujeres.

El descenso del paro se vio acompañado por una caída de los activos, las personas interesadas en lograr un empleo. Hay 495.900 en la región, 2.400 menos que en el trimestre anterior, aunque 5.400 más que en el mismo periodo del pasado año. Esto explica el incremento de los inactivos (1.500 más que en junio) tras un año completo de bajada y la pérdida de población en edad de trabajar: 800 menos que en el segundo trimestre y 6.500 menos que hace un año. Apenas supone un 0,72% del total, pero la caída es la segunda mayor de las comunidades autónomas tras Asturias.

Datos positivos para la Junta

La consejera de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, Esther Gutiérrez, destacó la reducción del desempleo en 41.552 personas en lo que llevamos de legislatura (desde el segundo trimestre de 2015 a la actualidad) y 33.153 ocupados más. «Hay perspectivas positivas para que siga creciendo la economía extremeña y el empleo», afirmó.

Gutiérrez recalcó que la tasa de paro se ha reducido ocho puntos esta legislatura. Además, Extremadura se acerca a la barrera de las 400.000 personas ocupadas, lo que no se veía desde hace diez años. «En este trimestre baja el paro y sube la ocupación el doble que la media española», subrayó.

La consejera indicó que de los 9.000 ocupados más, 5.500 son mujeres. «Extremadura nunca había tenido un número de mujeres ocupadas tan alto, unas 160.400», afirmó. También destacó la mejora de la empleabilidad entre los menores de 30 años, ya que el paro ha bajado en 2.233 personas y la ocupación ha subido en 2.634. Además, en el último año ha descendido el número de parados de larga duración en 10.900 personas (37.200 desde 2015), lo que supone un 17% menos.

CC OO indicó que, pese a los datos positivos de paro y ocupación, la EPA no puede ocultar que el mercado laboral extremeño sigue marcado por la precariedad y los bajos salarios. Por ese motivo, la secretaria general en Extremadura, Encarna Chacón, reclama «un apoyo preferencial del Gobierno para reducir los diferenciales con el resto del país».

El secretario general de la Confederación regional empresarial extremeña, Francisco Javier Peinado, afirmó que los datos son «positivos, pero no pueden ser satisfactorios porque aún existe la gran brecha con la media nacional».

En cuanto a los partidos políticos, el PP recalcó que Extremadura registra la segunda peor evolución del paro en la actual legislatura. Y Podemos destacó que la tasa de paro juvenil sigue situándose en el 40%.