Febrero registra 1.500 parados menos en la región

Interior de la oficina del Sexpe en la barriada de Nueva Ciudad, en Mérida, ayer por la mañana. :: j. m. r./
Interior de la oficina del Sexpe en la barriada de Nueva Ciudad, en Mérida, ayer por la mañana. :: j. m. r.

El número de afiliados a la Seguridad Social creció en 1.027 trabajadores en la región durante el pasado mes

L. EXPÓSITO / AGENCIAS BADAJOZ.

Desde el año 2014, el mercado laboral extremeño deja un hecho peculiar durante los meses de febrero. Por su situación en el calendario, el paro debería subir, pero sin embargo baja. Este 2019 no ha sido una excepción, y el segundo mes del año ha dejado 1.534 desempleados menos, un descenso porcentual del 1,44%, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo. En términos relativos, es el tercer mejor dato del país tras las Islas Baleares (-3,47%) y Aragón (-3,04%).

Con estos datos, Extremadura cerró el mes pasado con 104.633 parados, que son 8.306 menos de los que había hace doce meses (-7,35%).

Varias son las posibles causas que pueden explicar esta circunstancia. Una es la actividad económica general, que se está recuperando y que por lo tanto ayuda a crear empleo. Más concreta es la que alude al buen tiempo que ha habido, lo que adelanta las labores agrícolas y anima al turismo y la hostelería. También hay que tener en cuenta que este año los Carnavales han venido más pronto.

La Junta hace hincapié en el auge que vive la construcción por las energías renovables

Los datos indican que todos los sectores evolucionaron positivamente el mes pasado. El paro bajó especialmente en los Servicios con 1.065 parados menos, pero también en la construcción (-371), la agricultura (-152) y la industria (-83). Solo subió en el colectivo sin empleo anterior (137). Ayer, la Junta hizo especial hincapié en que empieza a despuntar la actividad en la construcción por las plantas relacionadas con las energías renovables. También es llamativo el descenso del paro en la educación.

Asimismo, en febrero se firmaron 41.834 contratos en la comunidad extremeña, lo que supone una caída de 6.778 (-13,94%) respecto al mes anterior, y un aumento de 3.022 (7,79%) en tasa interanual. De todos ellos, 39.850 fueron temporales y 1.984 indefinidos.

Del lado de la afiliación las noticias también son buenas. Febrero dejó un aumento de 1.027 altas a la Seguridad Social, el 0,27% más de las que había el mes pasado. Extremadura tiene ahora un total de 387.976 trabajadores, que son 7.482 más de los registrados hace doce meses.

Reacciones

El secretario general de Empleo de la Junta, Javier Luna, destacó que Extremadura ha recuperado «la senda del incremento del empleo» y se sitúa en posiciones de precrisis ya de una forma casi definitiva.

«En los balances anuales son importantes el crecimiento del empleo, la mayor estabilidad, y la mayor calidad en el empleo y esto nos sitúa en posiciones ya de precrisis, de una forma ya casi definitiva», asegura Javier Luna en una nota publicada por la Junta.

Destacó que el desempleo bajó en todos los sectores, y explicó que a partir de este mes el mercado de trabajo comienza a dar señales positivas, de modo que «estamos en la fase de inicio de actividad en la región».

Por otra parte, recordó que la Junta de Extremadura y el Gobierno van a impulsar un nuevo plan de empleo joven en Extremadura, que estará dotado con 32,3 millones de euros y que tendrá diez líneas de acciones para beneficiar a 4.076 jóvenes. «Se harán en torno a 2.000 contratos en prácticas para jóvenes en dos años», apuntó Luna.

Desde el PSOE, su portavoz Juan Antonio González destacó que los datos son positivos aunque hay que seguir trabajando para ser la comunidad autónoma de toda España donde se den «más facilidades a la hora de poder invertir» y, de esa manera, crear más empleo.

Por su parte, la portavoz del PP de Extremadura, Gema Cortés, aseveró que la bajada del paro en febrero se debe al «enchufe» de dinero por parte del Gobierno regional en la creación de puestos de trabajo en el sector público, unos empleos que, a su juicio, son temporales y puntuales.

Para la dirigente popular, es una sorpresa que aumente el paro en el país y que baje en Extremadura de una forma puntual y que no se sostendrá en el tiempo.

Cortés resaltó que toda bajada del paro es una buena noticia pero que la intervención del Ejecutivo regional mediante fondos públicos es un elemento distorsionador, «el truco del almendruco» cuando se acercan las campañas electorales, en este caso las próximas municipales, regional, generales y europeas.

Daniel Hierro (Podemos) calificó como muy insuficiente la bajada del paro en febrero y alertó de que el mercado laboral extremeño «sigue caracterizándose por la precariedad y la temporalidad». Hierro aseguró que «el 95% de las contrataciones que se han realizado durante febrero han sido temporales».

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta, Cayetano Polo, consideró que las políticas socialistas se han demostrado ineficaces y es necesario un cambio urgente para revertir esta situación.

Polo volvió a incidir en la necesidad de un cambio de perspectiva que acabe con la «inestabilidad en materia de empleo que arrastra la región desde hace años».

En el plano sindical, UGT de Extremadura afirmó que es positivo que haya bajado el paro pero que es preciso subrayar las frágiles bases del mercado de trabajo regional, muy condicionado por las reformas laborales que desde 2010, que lo han precarizado y que esté «en riesgo permanente de destrucción de empleo».

Si bien cualquier reducción en las cifras de desempleo tiene que considerarse necesariamente positiva, muy especialmente cuando se producen en lo que se va afianzando como una tendencia nítidamente definida -señala el sindicato- hay que ponderar «las frágiles bases de nuestro mercado de trabajo, fuertemente condicionado por las sucesivas reformas desde 2010».

Asimismo, CC OO de Extremadura abogó por mantener la lucha contra las brechas de género porque los datos demuestran que el paro, la temporalidad, la precariedad y los bajos salarios «se ceban de manera especial con las mujeres».

El sindicato realiza estas declaraciones tras los datos de paro publicados ayer, que revelan que en la región hay 64.198 mujeres paradas y 40.435 hombres. «Hay 24.000 mujeres más sin empleo que hombres, un 61% del total de la población parada», lamenta la central sindical.

La patronal Confederación Empresarial Extremeña (Creex) considera positivos los datos, aunque cree que el ritmo de descenso no es el suficiente para paliar el grave problema que sufre Extremadura.

Finalmente, el secretario general de la Creex, Francisco Javier Peinado, afirmó que las cifras de febrero, cuando el paro bajó en 1.534 personas en Extremadura, «son positivas pero no sirven ni tan siquiera para recuperar, ni mucho menos, el desempleo generado en enero».

Más