El paro baja en 11.300 personas en el tercer trimestre en la región

Imagen de archivo de un camarero atendiendo a clientes en La Rambla de Mérida./
Imagen de archivo de un camarero atendiendo a clientes en La Rambla de Mérida.

Disminuyó un 9,53 por ciento, hasta los 107.500 desempleados, con lo que la tasa de paro se situó en el 21,68 por ciento

EFE

El número de desempleados bajó en 11.300 personas de julio a septiembre en Extremadura respecto al trimestre anterior, un 9,53 por ciento, hasta los 107.500 parados, con lo que la tasa de paro se situó en la región en el 21,68 por ciento.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de desempleados disminuyó en España en 164.100 personas en el tercer trimestre del año, hasta los 3.326.000 parados, de forma que la tasa de desempleo bajó 0,73 puntos y se situó en el 14,55 % de la población activa.

Además, el número de parados descendió en Extremadura en 13.900 personas en comparación con el mismo periodo del año 2017, lo que en este caso supone una bajada del 11,79 por ciento

Respecto a la tasa de paro, Extremadura, con un 21,68%, registra la segunda más alta de las comunidades autónoma tras Andalucía, con un 22,85%. También Ceuta y Melilla presentan tasas más altas que la región con un 30,79% y un 24,01% respectivamente.

Respecto a los ocupados, la EPA señala que, en relación al periodo comprendido entre julio y septiembre del año pasado, se produjo un aumento de 19.400 trabajadores, un 5,26 % más.

De los 388.400 ocupados, 228.100 son hombres y 160.400 son mujeres, lo que representa tasas de actividad del 55,32 %, 62,64 % y 48,190 %, respectivamente.

En el caso de los 107.500 desempleados, 49.500 son hombres y 58.000 son mujeres; mientras que las tasas de paro se fijan, respectivamente, en el 21,68 %, 17,84 % y 26,55 %.

En Extremadura, según la EPA, hay 495.900 activos, lo que supone un descenso de 2.300, un 0,47 % menos respecto al trimestre anterior; así como 5.500 más en relación a los últimos doce meses, un 1,11 % más.

El paro bajó en el tercer trimestre en quince comunidades autónomas y lo hizo especialmente en Baleares y Cantabria, con descensos del 33,88 por ciento en el primer caso y del 22,30 en el segundo, muy por encima de la media nacional, donde la bajada del desempleo fue del 4,70 por ciento.

Además de las importantes bajadas porcentuales del paro en Baleares y Cantabria, el desempleo también se redujo de forma importante en Castilla-La Mancha y Galicia, ambas con retrocesos del paro superiores al 12 por ciento, además de la ciudad de Melilla donde bajó el 13,16 por ciento.

Por contra, el paro subió en Asturias, el 3,02 por ciento, y Murcia, el 0,13 por ciento, al igual que en la ciudad de Ceuta, donde creció el 0,09 por ciento.

En términos absolutos destacan las bajadas del paro en Cataluña, con 28.300 parados menos; por delante de Baleares (24.600), Castilla-La Mancha (23.800) y Galicia, con 22.100 desempleados menos en el tercer trimestre.

Por provincias, la tasa de desempleo es más alta en Badajoz (23,03 %), mientras que en Cáceres es del 19,37 por ciento.

De los 107.500 parados que hay en Extremadura, 72.000 son de la provincia de Badajoz y 35.500 de la de Cáceres.