La UEx ha pagado ya 4.500 euros a los alumnos que repitieron la selectividad

Alumnos examinándose de la selectividad el pasado mes de junio. :: hoy/
Alumnos examinándose de la selectividad el pasado mes de junio. :: hoy

Se han presentado 193 reclamaciones de gastos ocasionados por la anulación de los primeros exámenes el pasado mes de junio

Miriam F. Rua
MIRIAM F. RUA

La Universidad de Extremadura (UEx) ha desembolsado ya 4.500 euros para compensar los gastos asumidos por los alumnos que tuvieron que repetir los exámenes de la selectividad (la llamada Ebau) el pasado junio, como consecuencia de la filtración de las pruebas.

Esa es la cuantía que suman las 169 reclamaciones que la UEx ha atendido hasta el momento, de las 193 que ha recibido en total. Una cifra relativamente baja dado el volumen de alumnos que tuvieron que volver a examinarse cuando la Universidad reconoció que se habían subido por error las pruebas a su página web.

ALGUNOS DATOS

4.185
alumnos repitieron algún examen de la Ebau, pero solo 193 han reclamado la compensación de gastos.
24
solicitudes de reembolso aún no se han resuelto, ya que se corresponden con viajes o planes cancelados.

Entonces, 4.185 alumnos fueron convocados para hacer de nuevo los exámenes de la selectividad y de ellos, solo el 4,7% ha reclamado los gastos asociados a este error, asumido por la propia Universidad.

Los gastos reconocidos y abonados por la UEx hasta el momento se concentran en dos conceptos: desplazamiento y dietas. Esto es, el transporte de los alumnos hasta los campus para hacer los exámenes y las comidas que pagaron el día de las pruebas.

Todas las reclamaciones por este tipo de gastos han sido aceptadas y pagadas, reconoce Agustín Vivas, responsable de comunicación de la UEx. Entre todas suman los 4.500 euros que se han devuelto a los alumnos.

Más información

Quedan pendientes por resolver 24 solicitudes de reembolso de gastos, cuyos expedientes están siendo ahora examinados por el gabinete jurídico de la Universidad. En estos casos, se trata de reclamaciones por otro tipo de gastos como viajes, hoteles, tasas de otros exámenes u otro tipo de planes que tuvieron que anularse cuando la UEx anunció que la selectividad tenía que repetirse para garantizar el principio de igualdad de todos los estudiantes.

«Se está estudiando caso por caso porque en estos expedientes los alumnos tienen que demostrar con documentación que este tipo de planes estaban concertados con anterioridad a la decisión de repetir los exámenes», detalla Vivas.

Será entonces el gabinete jurídico el que dilucide si la UEx es responsable patrimonial y por tanto, tienen que reembolsar estos gastos o no. La Universidad -añade el responsable de comunicación- espera tener resuelto estos 24 expedientes este mismo mes.

La decisión administrativa que tome la UEx respecto a estos casos, no obstante, podrá ser recurrida por los alumnos en caso de que no estén de acuerdo con la resolución.

Este procedimiento abierto por la Universidad para compensar los gastos ocasionados por la repetición de la selectividad, fue uno de los compromisos adquiridos por el propio rector, Segundo Píriz, en la reunión que tuvo con los representantes de los estudiantes que durante los días que transcurrieron entre la filtración de los exámenes y la nueva convocatoria de las pruebas, protestaron en los diferentes campus e incluso se encerraron en el rectorado de Badajoz.

Así lo recuerda Amalia Molano, delegada del Consejo de Estudiantes de la UEx y presente en la citada reunión de junio: «Nosotros reclamamos que se pagaran a los estudiantes todos los gastos, incluidos los viajes».

Las tasas, excluidas

La única reclamación de los estudiantes que no aceptó la Universidad fue la devolución de las tasas de los exámenes de la selectividad. «Nos explicaron que legalmente no había justificación para reclamarlas», confirma Molano. De hecho, ninguna de las solicitudes que ha recibido la UEx hace referencia al coste de los derechos de examen, asegura Vivas.

Este sistema de compensación de gastos articulado por la UEx se está resolviendo sin incidencias, al menos de momento. Lo constata Molano, quien dice que en el Consejo de Estudiantes no han recibido ninguna queja al respecto. Reconoce además que el procedimiento está siendo «ágil».

Esta ha sido la consecuencia económica que la UEx ha asumido por la repetición de los exámenes de la selectividad. Pero no fue la única. El reconocimiento público por parte de la Universidad de que un trabajador había subido accidentalmente las pruebas a una carpeta de acceso público de la página web y la constatación de que se produjeron catorce descargas de estos documentos, tuvo también un coste personal. El entonces vicerrector de estudiantes, Ciro Pérez, y el presidente del tribunal calificador, Javier Benítez, presentaron su dimisión en medio de todo el proceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos