Los padres critican que tengan que recoger antes a sus hijos este martes por las elecciones sindicales

Los padres critican que tengan que recoger antes a sus hijos este martes por las elecciones sindicales

Los colegios e institutos de la región recortarán su jornada hasta dos horas para que los profesores participen en los comicios

REDACCIÓN

Los padres extremeños tienen este martes un quebradero de cabeza porque los colegios e institutos cambian de horario. Habrá estudiantes que entren más tarde y otros que salgan antes, hasta dos horas de diferencia con otros días. Esto se debe a que se celebran elecciones sindicales entre los docentes y tienen derecho a librar para poder votar. Para la Freampa-CP (Federación Regional Extremeña de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Centros Públicos) esta reducción de horario choca con el derecho a la educación de los alumnos y con la necesidad de las familias de conciliar su vida laboral y familiar.

La Freampa respeta que los profesores de la región cuenten con una reducción de horario de dos horas para poder participar en las elecciones que se celebran en los propios centros, pero no apoyan que se aplique dentro de horario escolar. Proponen que se organice de otra forma para no perjudicar a las familias.

«Es una vulneración del derecho a la educación», acusó este lunes la federación que representa a las familias de los estudiantes. Tras mostrar su respeto por el derecho de los docentes a elegir a sus representantes, informó de que la orden que establece los criterios de actuación en estos procesos electorales señala que «los electores disfrutarán de un permiso de dos horas continuadas durante la jornada laboral si el voto ha de realizarse en la misma localidad».

Muchos centros han adelantado la finalización de las clases, lo que complica el día a las familias

En este sentido, desde Freampa consideran que la jornada laboral del profesorado no tiene por qué coincidir necesariamente con el periodo lectivo de los mismos o con el horario escolar, por lo que «eliminar parte del horario lectivo del día 4 modificando la jornada escolar supone una vulneración del derecho a la educación del alumnado y un problema de conciliación para las familias».

«No ocurre en otros servicios»

En este sentido, la federación afirma que garantizar el derecho a que cada docente disponga de dos horas de su jornada laboral para ejercer su derecho al voto no debería constituir ningún problema, como ocurre en otros servicios públicos como hospitales, centros de salud, o ayuntamientos, «que no cierran en situaciones como estas».

Por ello, mostraron este lunes su disconformidad con la instrucción dada por la Dirección General de Personal Docente (Junta de Extremadura) en este sentido y reclamaron el derecho de las familias a participar en decisiones «que a la postre afectan a la educación de nuestros hijos e hijas». En este caso, añadió Freapa, para contribuir a armonizar y conjugar por un lado el derecho de los alumnos a recibir una educación de calidad, el de las familias a una conciliación de la vida laboral y familiar, y el del personal docente a ejercer el derecho al voto «sin que ninguno de ellos se vea mermado o afectado».

 

Fotos

Vídeos