Los opositores piden el VAR

El Ayuntamiento de Valencia de Alcántara paraliza una selección a policía tras denunciar varios aspirantes un supuesto trato de favor

Un opositor a policía en Badajoz lanza un balón medicinal. /C. Moreno
Un opositor a policía en Badajoz lanza un balón medicinal. / C. Moreno
Evaristo Fdez. de Vega
EVARISTO FDEZ. DE VEGABadajoz

El Ayuntamiento de Valencia de Alcántara (Cáceres,5.439 habitantes) ha decidido suspender las pruebas de selección de dos agentes de la Policía Local después de que varios opositores presentaran un recurso en el que denuncian un supuesto trato de favor hacia una de las candidatas.

Los reclamantes exponen que una de las componentes del tribunal es prima hermana de la opositora que supuestamente resultó beneficiada, por lo que creen que debió abstenerse y retirarse del tribunal, «tal y como indica el artículo 23 de la ley 40/2015 de 1 de octubre sobre el Régimen Jurídico del Sector Público». Igualmente se quejan de que cuando fue publicado el tribunal no se indicaron los cargos ni las representaciones de sus miembros, por lo que los aspirantes a esas dos plazas no pudieron recusar a ningún miembro del tribunal ni impugnarlo.

La candidata es hermana de la pareja del alcalde y los denunciantes dicen que la valoró su prima

Ambas circunstancias figuran en un escrito donde se refleja que la candidata a la que se refieren no debió ser declarada apta en las pruebas físicas porque no superó la prueba del balón medicinal. «Debió ser declarada no apta como consecuencia de no realizarla correctamente y superar la distancia en sus dos intentos. Sin embargo, su prima hermana la declaró apta», aseguran los denunciantes, que solicitan ver el vídeo que se grabó ese día para comprobar si realizó el ejercicio de forma correcta.

En esa prueba se pedía a los candidatos que lanzaran un balón medicinal de tres kilogramos de peso. Los varones debían hacer un lanzamiento mínimo de 9 metros, mientras que a las mujeres se les exigían 6,5 metros.

Los reclamantes creen que aunque esa aspirante pudo superar la mínima de 6,5 metros, realizó el lanzamiento de forma indebida porque movió los pies, una circunstancia que podrá aclararse con el visionado del vídeo. Algunos de los opositores afirman que el mismo día de la prueba solicitaron al tribunal ver la grabación, pero lamentan que no se les diera esa posibilidad.

Más de 100 aspirantes

Las pruebas que han generado este conflicto se realizaron el pasado 14 de febrero en el Polideportivo de Valencia de Alcántara, donde habían sido convocados los 107 aspirantes inscritos en el proceso de selección. Finalmente se presentaron 51 candidatos y pasaron todos las pruebas excepto cuatro: tres porque no superaron el ejercicio del balón medicinal y uno porque se retiró en el momento de realizar este ejercicio.

En los días siguientes fue presentada la reclamación por parte de algunos opositores y ayer fue publicado por parte del Ayuntamiento de Valencia de Alcántara un anuncio en el que se decide suspender la prueba teórica que debía celebrarse hoy jueves 21 de noviembre en el instituto de la localidad. A ella debían concurrir los 47 aprobados.

En el anuncio del Consistorio se indica que esa prueba quedará suspendida hasta que se resuelva el recurso de alegaciones interpuesto.

La suspensión fue confirmada este miércoles por la tarde por el alcalde de la localidad, Alberto Piris Guapo, que gobierna por el Partido Socialista. Según explicó, el interés del Ayuntamiento es respetar de forma escrupulosa la legalidad. «Si alguien considera que se ha incumplido alguna norma, el tribunal actuará en consecuencia», garantizó.

Creen que no superó la prueba del balón medicinal y piden ver el vídeo para confirmar sus sospechas

Piris dijo este miércoles en declaraciones a HOY que el tribunal ha intentado actuar «con la máxima transparencia» y que ésa es la razón por la que se grabaron todos los ejercicios realizados por los opositores. «Si algo se ha hecho mal, se verá en el vídeo, pero aquí se ve muy mala intención porque me han trasladado que algunos opositores increparon a esta opositora de antemano».

El alcalde afirma que aunque técnicamente la candidata sobre la que versa la denuncia no es su cuñada porque no está casado, sí se trata de la hermana de su pareja. Igualmente ha confirmado que una de las «jueces» que prestaron apoyo al tribunal podría ser prima de la opositora sobre la que se han sembrado las dudas. «Puede que sea jueza, pero desde luego no forma parte del tribunal», defiende.

De los documentos publicados por el Ayuntamiento se desprende que la «jueza» de la que habla el alcalde no actuaba como miembro del tribunal sino en calidad de «asesora especialista», una figura que debía colaborar a petición del tribunal «con voz, pero sin voto». En todo caso, los opositores aseguran que fue ella la que valoró la prueba de lanzamiento del balón medicinal.

Piris afirma que la elección de esa «jueza», que es natural de San Vicente de Alcántara, responde a sus cualidades deportivas, ya que fue «lanzadora de peso de élite». «Es una vergüenza que esté pasando esto. Para resolver esas dudas están los vídeos, aquí se ha buscado la máxima transparencia».

La reunión del tribunal para analizar el recurso ha sido convocada para este jueves. Hasta que la reunión termine, los 107 opositores que se inscribieron en el proceso selectivo estarán pendientes del vídeo en un proceso que tiene mucho en común con lo que ocurre cada fin de semana en los campos de fútbol de Primera, cuando el árbitro pide el VAR para que su homólogo que está delante de las pantallas de televisión decida sobre una jugada polémica.

Temas

Badajoz