El número de trabajadores solo crece en 92 cotizantes en marzo pese a la Semana Santa

El sector servicios fue el que registró mayor bajada de paro/
El sector servicios fue el que registró mayor bajada de paro

El desempleo bajó el mes pasado en 1.950 extremeños, un descenso muy inferior al de los últimos años en este periodo

Luis Expósito
LUIS EXPÓSITOBadajoz

Parón a la creación de empleo. Pese a que el paro descendió en marzo, los datos denotan un frenazo en la buena evolución que se venía registrando en esta época del año desde hacía varios ejercicios.

El número de afiliados a la Seguridad Social (de trabajadores dados de alta, en definitiva) creció en el tercer mes del año en solo 92 cotizantes, un crecimiento porcentual del 0,02% frente al 0,75% nacional, según hizo público ayer el Ministerio de Empleo. Se trata de un incremento paupérrimo sobre todo si se tiene en cuenta que este año marzo coincidió con la Semana Santa, y el año pasado, donde la festividad cayó ya en abril, el incremento fue de 2.217 afiliados. En 2016, donde también la Semana Santa fue en marzo, la subida fue de 1.693 extremeños más trabajando.

Ahora mismo hay en la región 380.585 cotizantes, que son 6.075 cotizantes más que hace un año.Se trata de un incremento porcentual del 1,62%, solo mejor que el registrado por Asturias en ese periodo (+1,31%) y muy lejos del 4,69% de Canarias. La media nacional creció hasta el 3,31%.

Los datos de desempleo no son mucho mejores. Marzo de 2018 cerró con 1.950 parados menos, un descenso del 1,73% hasta un total de 110.989 extremeños sin trabajo. La bajada de este año es notoriamente inferior a la de 2017 (-3.437) y a la de 2016 (-2.938). Con todo, el mes pasado acabó con 8.383 desempleados menos que hace un año, un descenso porcentual del 7,02%, similar en este caso al de la media española (-7,56%).

Pero la información conocida ayer pone de manifiesto un problema que se viene arrastrando desde hace años. El número de personas que abandonan el paro es muy superior al número de las que entran a trabajar. ¿Dónde van las restantes? Como respuesta recurrente se suele citar la emigración, la jubilación o el efecto desánimo: hay extremeños que se borran de las listas del Sexpe porque pierden la esperanza de que le ayuden a encontrar trabajo.

Por sectores, el desempleo en Extremadura bajó especialmente en servicios, con un descenso de 2.273 parados. Según datos de la Junta, en la hostelería y el turismo hubo 855 desempleados menos y en el comercio, 238. Además, en agricultura se registraron otros.

Sin embargo, subió en construcción, con 353 parados más; en el colectivo sin empleo anterior (39) e Industria (35).

PARO REGISTRADO EN EXTREMADURA

MARZO 2018
Descenso de 1.950 personas

Menos contratos

En cuanto a la contratación, en marzo se firmaron 38.802 contratos en la comunidad, lo que supone un descenso de 10 (0,03%) respecto al mes anterior. De ellos, 36.433 fueron temporales y 2.369 indefinidos.

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, valoró el descenso en el paro durante el pasado mes de marzo pero abogó por ser cautelosos ante los más de 110.900 desempleados con los que cuenta la región. Igualmente el secretario general de Empleo, Javier Luna, valoró «la consolidación del ritmo de reducción del desempleo en Extremadura», fruto de «la mejora de las expectativas económicas» y de unas políticas activas de empleo orientadas hacia la actividad económica.

Una tendencia, afirma el responsable de Empleo de la Junta, en la que se seguirá trabajando en la segunda fase del plan de empleo, para lo que pidió que los Presupuestos Generales del Estado consignen «un esfuerzo adicional» para comunidades que, como la extremeña, necesitan «romper el techo de cristal del paro registrado».

La portavoz del PP en la Asamblea de Extremadura, Cristina Teniente, exigió ayer por su parte al Gobierno regional que tome medidas ante las altas tasas de paro y le culpó de ellas por su inacción a la hora de fomentar las inversiones y la industrialización. La dirigente popular explicó que en marzo hay tres datos esclarecedores, que la bajada del paro ha sido la menor de los cuatros últimos años, que la afiliación a la Seguridad es la más baja en cinco años y que la evolución interanual ha sido la peor del país.

Desde Podemos, su portavoz en la Asamblea, Álvaro Jaén, calificó de sangrantes los datos, y advirtió de que a tenor de los mismos «no se puede hacer un proyecto de vida» en la región. Esta situación, según añadió, surge por las secuelas de los dos años perdidos que a su juicio ha sufrido la comunidad extremeña por el «matrimonio Vara-Monago».

Victoria Domínguez (Cs), criticó la precariedad laboral en Extremadura, donde el 25% de los contratos registrados y ligados a la hostelería y al comercio tuvieron una duración inferior a los siete días.

Para CC OO, si bien es cierto que el paro descendió en marzo en Extremadura en 1.950 personas, «se esperaba una bajada más intensa teniendo en cuenta que la Semana Santa se ha celebrado en este mes y que en el mismo mes del pasado año los datos de creación de empleo fueron mucho más positivos. El incremento en solo 92 personas de la afiliación a la Seguridad Social muestra el poco dinamismo del mercado de trabajo extremeño». UGT exigió la puesta en marcha de un plan de choque por el empleo, además de facilitar el camino a las empresas extremeñas para que creen trabajo.

Finalmente, la patronal Creex afirmó que los datos de desempleo «no son malos», pero el escaso incremento en cuanto a la afiliación hace necesario un cambio en el modelo productivo que atraiga inversión a Extremadura.