El número de médicos sube un 2,5% en la región, y el de enfermeros un 8,7%

REDACCIÓN

Extremadura cerró 2018 con 5.635 médicos, un 2,5 por ciento más respecto al año anterior, y 8.008 enfermeros, un incremento del 8,7 por ciento, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta cifra de médicos atribuye a la región una tasa de 5,28 facultativos por cada mil habitantes, ligeramente por debajo de la media nacional, que se sitúa en 5,54.

Extremadura ha ido incrementado progresivamente el número de médicos desde 2014 de acuerdo con los datos publicados por el INE, al pasar de los 5.219 colegiados ese año a los 5.338 de 2015, 5.439 de 2016, 5.496 de 2017 y los 5.635 de 2018.

En el caso de los enfermeros, Extremadura cerró 2018 con una tasa de 7,51 por mil habitantes, superior a la media nacional, que es de 6,55.

En concreto, el número de colegiados aumentó un 8,7 % en Extremadura, al pasar de los 7.368 de 2017 a 8.008 de 2018, una cifra superior a los 6.924 de 2014, 7.269 de 2015 y 7.302 de 2016.

De acuerdo con el INE, Extremadura tiene la tasa más alta de podólogos (0,28 por mil habitantes) y terapeutas ocupacionales (0,55), mientras que en logopedas registra la más baja junto a Baleares y País Vasco (0,17 las tres).

En el conjunto nacional, el número de médicos colegiados aumentó el pasado año en todas las comunidades autónomas y los mayores incrementos se dieron en Canarias (3,7%), Cantabria (3,5%) y La Rioja (3,3%).

Por el contrario, los menores aumentos se registraron en Aragón (1,7%) y en Castilla y León y la ciudad autónoma de Ceuta (1,8% en ambas).

Las comunidades con mayores tasas de médicos colegiados fueron Madrid (6,77 por cada 1.000 habitantes), Aragón (6,76) y Navarra (6,41) y, por el contrario, las ciudades autónomas de Melilla (3,47) y Ceuta (3,92).