Aquí nació el vino de Oporto

Mesa puesta para cenar en la casa rural Quinta dos Varais, en Peso da Régua. :: E. R./
Mesa puesta para cenar en la casa rural Quinta dos Varais, en Peso da Régua. :: E. R.

Visitamos la Quinta dos Varais, cuyas uvas crearon este 'generoso'

J. R. Alonso de la Torre
J. R. ALONSO DE LA TORRE

A Ernestina y a João les gusta venir a Cáceres en moto. Duermen aquí tras parar en Plasencia y después siguen camino de Mérida y Zafra. Recorren así la Nacional 630, que les parece la carretera más emblemática y más cargada de historia de España, al igual que la Nacional 2, entre Chaves y el Algarve, es la 'estrada' de referencia en Portugal, tanto que hasta hay una guía de la prestigiosa colección Papa Figos dedicada a esta carretera y a los encantos de cada etapa.

Ernestina y João viven en una quinta preciosa a orillas del río Duero, frente a Peso da Régua, rodeados de grandes bodegas de vino de Oporto y en medio de un viñedo cargado de historia. Este verano estuve en su casa haciendo turismo rural. Se llama Quinta dos Varais y es una mansión familiar con tanto peso y trascendencia que fue allí, en esa finca, donde nació el vino de Oporto.

La Quinta dos Varais tiene vides, tiene bodega, jardines sobre el río y celebra unas cenas muy peliculeras que parecen sacadas de la serie 'Downton Abbey'. El aperitivo se sirve en el salón, la vajilla es inglesa y centenaria, sobre la mesa se disponen media docena de copas y otra media docena de cubiertos y los platos se sirven ceremoniosamente, con toques de campana incluido. Resulta un poco decadente, pero como experiencia, no deja de ser una curiosidad tipo parque temático, como si cenaras en un restaurante principesco de Disneyland París.

Claro está que el parque francés es algo sin prosapia ni historia, mientras que las cenas de la Quinta dos Varais tienen detrás siglos de tradición encarnados en el padre de João: el general Carlos de Azeredo, que fue el responsable militar de la zona norte de Portugal durante la Revolución de los Claveles y luego ocupó altos cargos en Portugal con Mario Soares y otros estadistas lusos.

Aunque lo más interesante de la Quinta dos Varais es que, cuando se prueban sus vinos, se están bebiendo los caldos herederos del primer vino de Oporto. Hasta el año 2012, se barajaban hipótesis como que este vino fue heredado de los romanos o que fue un invento del Marqués de Pombal. Ese año, un estudio del investigador Altino Moreira Cardoso estableció los orígenes de este prestigiado elixir. Todo comenzó, en fin, cuando el emperador de Castilla y León, Alfonso VI, casó con la 'francesa' Constanza de Borgoña e inició una cruzada contra los moros, a la que se sumaron nobles franceses como los condes borgoñones don Raimundo y don Henrique, que casaron con sendas hijas del emperador y recibieron como dote el gobierno de Galicia y del norte de la actual Portugal. De esta dote nacerá la futura independencia de Portugal.

En aquella cruzada, participaron los monjes de Cluny tras la reforma del Císter, que se instalaron tras la contienda en la cuenca portuguesa del Duero. Como necesitaban vino para sus misas, los monjes empezaron a comprar las que consideraban mejores tierras para plantar viñas. La primera finca que compraron fue precisamente la Quinta dos Varais, en la desembocadura del Río Varosa, frente a la actual Peso da Régua.

La escritura notarial que certifica la compra es de 1142, durante el reinado de Alfonso Henriques, fundador del reino de Portugal. Este es el documento más antiguo relacionado con el vino de Oporto, que primero fue vino licoroso para la misa de 16 grados, pero que después, cuando triunfó y se exportó a Inglaterra, hubo que subirle tres grados para que aguantara el viaje por mar. Por esa razón, el vino de Oporto se comercializa con entre 19 y 21 grados. Así lo tomamos en la Quinta dos Varais, de donde salieron las primeras uvas para elaborar el vino generoso más apreciado.

 

Fotos

Vídeos