28 municipios extremeños pierden concejales para las elecciones locales del 26 mayo

Sesión plenaria en el Ayuntamiento de Miajadas en esta legislatura. :: hoy/
Sesión plenaria en el Ayuntamiento de Miajadas en esta legislatura. :: hoy

Miajadas, Fregenal, Campanario, Fuente de Cantos o Cabeza del Buey, entre las localidades más pobladas que reducen ediles

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Menos población y también menos concejales en liza. El dato del padrón de habitantes a 1 de enero de 2018 indica que hasta 28 localidades extremeñas pierden ediles en los próximos comicios del 26 de mayo respecto a los que tenían el 1 de enero de 2014, la fecha para definir el reparto de concejales en los comicios de mayo de 2015. Dentro de poco más de tres meses, en el conjunto de la región se elegirán 58 ediles menos (un total de 3.292) respecto a las últimas elecciones (fueron 3.350), 30 menos en municipios de la provincia cacereña y 28 en la pacense.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha oficializado los padrones de habitantes que son la base para determinar los concejales que se elegirán en cada municipio. En Extremadura, a 1 de enero de 2018, el padrón regional ascendía a 1.072.863 frente a 1.099.632 de 2014.

Más información

Diferente al padrón (donde están todos los vecinos, con o sin derecho a voto) es el censo electoral, los ciudadanos con derecho a voto. Hasta el 31 de enero se podían producir empadronamientos en aquellas localidades en las que cada uno desea votar. Los que se empadronen después de esta fecha seguirán formando parte del censo pero en el municipio en el que pudieron votar en 2015.

En lo que no hay dudas es que, con los datos del último padrón, algunas poblaciones de tamaño medio-alto como Miajadas, Fregenal de la Sierra o Fuente de Cantos han perdido concejales respecto a hace cuatro años. «Es algo que lamentablemente teníamos asumido porque cada año nacen una media de 75 niños y se producen unos 105 fallecimientos. Además, la tendencia es perder población desde hace años a pesar de ser un pueblo próspero y muy bien comunicado», relata Antonio Díaz, alcalde de Miajadas.

Este municipio, administrativamente en la provincia de Cáceres pero estrechamente unido a las pacenses Vegas Altas del Guadiana, es el que más ediles pierde, cuatro, respecto a 2015, porque ha bajado de la barrera de los 10.000 habitantes empadronados. En el resto de localidades extremeñas que pierden todas dejarán de contar con dos concejales.

Lo que establece la ley

La ley electoral establece que cada término municipal constituye una circunscripción en la que se elige el número de concejales en función de una escala de empadronados. Hasta 100 vecinos, contará el Ayuntamiento con 3 ediles; de 101 a 250, 5; de 251 a 1.000 habitantes, 7 concejales; 9 en el caso de contar entre 1.001 y 2.000 vecinos; 11 si está entre 2.001 y 5.000 habitantes; 13, de 5.001 a 10.000; 17 ediles para los que tengan entre 10.001 y 20.000 habitantes; 21 entre 20.001 y 50.000 y 25 de 50.001 a 100.000 vecinos.

De 100.001 vecinos en adelante, «habrá un concejal más por cada 100.000 residentes o fracción, añadiéndose uno más cuando el resultado sea un número par». Badajoz, el único municipio extremeño que supera los 100.000 habitantes (150.530 según el último padrón) cuenta con 27 concejales.

«No nos ha cogido de sorpresa. Ya en el padrón de 2014 estábamos por los pelos por encima de los 5.000 habitantes (5.001). El perder ahora dos concejales obligará a los nuevos a trabajar más. En realidad, eso no es tan importante como que el pueblo pierde subvenciones públicas», indica Tina Rodríguez, alcaldesa de Fregenal. Ella calcula que por bajar de los 5.000 vecinos (4.918 según el padrón oficial) su población deja de percibir solo del Estado 150.000 euros. «Y también hay menos ingresos de la Diputación».

EL LISTADO

Provincia de Badajoz
Cabeza del Buey, Calera de León, Campanario, Castilblanco, Fregenal de la Sierra, Fuente de Cantos, Higuera de la Serena, Higuera de Vargas, Maguilla, La Nava de Santiago, Orellana de la Sierra, Peñalsordo, Segura de León, Siruela y Torremayor. En todos los casos pierden dos concejales cada uno.
Provincia de Cáceres
Alcollarín, Berrocalejo, Cachorilla, Carrascalejo, Galisteo, Guadalupe, Miajadas, Monroy, Pedroso de Acim, Santa Ana, Sierra de Fuentes, Valdecañas de Tajo y Viandar de la Vera. Todos pierden dos concejales, salvo Miajadas, que reduce su Pleno en cuatro ediles.

«No tengo contabilizada la repercusión económica exacta por bajar de los 10.000 vecinos pero sí sé que perdemos cuatro concejales y el trabajo del nuevo equipo de gobierno lo tendrán que desarrollar entre menos gente manteniendo prácticamente los mismos servicios que si fuéramos 10.000», añade Díaz.

Además de Fregenal, Campanario, Cabeza del Buey y Fuente de Cantos se quedan con dos ediles menos por bajar de los 5.000 vecinos. Otras localidades como las pacenses de Higuera de Vargas, Segura de León o Siruela y las cacereñas de Guadalupe y Sierra de Fuentes bajan de los 2.000.

El listado de municipios que pierden ediles por bajar de los 1.000 empadronados es el más numeroso. Son Calera, Castilblanco, Higuera de la Serena, Maguilla, La Nava de Santiago, Peñalsordo y Torremayor, en la provincia pacense, y Galisteo y Monroy en la provincia cacereña.