«Las multinacionales deben pagar más en esta campaña»

C. J. V. MÉRIDA.

Cetarsa perdió un 11% de su plantilla entre 2015 y 2017. Tovar recalca que el descenso del número de trabajadores de la empresa es una de sus preocupaciones. En 2018 esa caída se frenó.

-¿Por qué esa pérdida de empleos?

-En los últimos años, como la Administración no ha permitido que se cubrieran las vacantes que se han ido produciendo, Cetarsa ha contratado personas exclusivamente para las campañas. Esto es, eventuales. Unos 80 por año. Se suman a los cien trabajadores fijos y unos 250 fijos discontinuos que componen la plantilla, cerca de los 400 empleados, extremeños prácticamente todos.

-No solo se perdieron empleos sino también empeoró su situación.

-Sí. Como otros trabajadores públicos han estado sometidos a la congelación de los salarios e incluso a la bajada cuando el Gobierno decidió que no se abonaban las pagas extras. Eso ha cambiado ya. La plantilla tiene este año un 2,6% de incremento salarial y de 39 horas de jornada laboral han pasado a 37,5. Esto último se nota mucho en la cadena de producción. Ante esta nueva realidad le estamos trasladando a las multinacionales tabaqueras que este año los precios que nos abonen por el tabaco deben ser superiores, debe mejorarse respecto al de las últimas campañas. De esta forma podemos repercutir eso no solo en la propia Cetarsa, para mejorar su funcionamiento, sino en los precios a pagar a los agricultores por su producto.