Mérida despide al cortador de jamón Nico Jiménez

Nico Jiménez. :: hoy/
Nico Jiménez. :: hoy

Falleció en la madrugada de ayer por causas naturales, según confirmó la autopsia

EFE

La capilla del tanatorio de Mérida acogió ayer por la tarde el funeral por el eterno descanso del maestro cortador de jamón Nico Jiménez, de 46 años, hallado sin vida a las tres de la madrugada de ayer en su vivienda de la calle Pedro María Plano de Mérida.

El cuerpo sin vida de Nico Jiménez fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Badajoz ayer por la mañana y al mediodía se conocía el resultado de la autopsia, que confirmaba lo que apuntaban las primeras informaciones de una muerte por causas naturales. Ayer por la tarde fue llevado hasta el tanatorio de Mérida, donde a las 17.00 horas se le dio el último adiós.

Con más de 50 premios y reconocimientos nacionales e internacionales, Nico Jiménez es titular de numerosos Guinness World Records a la loncha de jamón más larga.

La muerte de Nico Jiménez, una persona dedicada a la cultura del jamón ibérico y defensora de la dehesa, ha conmocionado a la ciudad de Mérida y a muchas asociaciones empresariales y sociales tanto extremeñas como de otras regiones. Así, la Asociación de Cortadores de Jamón de Asturias ha escrito en su cuenta de twitter que «hoy es un día triste para todos los que llevamos en el alma esta profesión». En este sentido, la Asociación Nacional de Cortadores de Jamón, de la que Nico Jiménez era socio fundador, ha manifestado que este era «un emblema dentro del mundo de los cortadores y muy querido en el mundo del jamón». «Nuestro más sentido pésame a sus compañeros y familiares», han añadido.

El deporte también se ha sumado. El equipo de fútbol del Mérida ha trasladado un mensaje de condolencias a la familia y amigos. El ámbito político, los consistorios y la cultura, como el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, también se han hecho eco del fallecimiento de este extremeño internacional.

Nicolás Jiménez se inició profesionalmente como mozo de almacén en la localidad leonesa de Boñar. Más tarde, el encargado «me encomendó servir en barra y mesas, pero mi gran pasión era cortar cecina a cuchillo», había escrito Nico en su página web. A los 16 años, toda la familia se desplazó «a Mérida, Extremadura, mi tierra», donde aprovechó su recorrido profesional para montar un negocio. El bar 'Cheni' fue el escenario de su idea: «Poner de moda el jamón ibérico cortado a cuchillo junto con las raciones de productos extremeños». A partir de ahí, emprendió un amplio recorrido empresarial y en 2008 logró el primer World Record Guinness a la loncha de jamón mas larga. Empezó a viajar por todo el mundo y «siempre con la misma premisa, el jamón ibérico». Dos años después, en Tokio, consiguió su segundo World Record Guinness a la loncha de jamón mas larga. EE UU, Francia, Hong-Kong, Italia, Portugal y España contrataron sus servicios y le brindaron numerosos premios nacionales e internacionales.

Nico no ocultaba su satisfacción y orgullo por haber tenido la oportunidad de cortar jamón a la Casa Real en varias ocasiones, a la selección española de fútbol en el Mundial 2010, en teatros y congresos, y en programas de televisión y galas benéficas.

Luego llegó su propia tienda, su tapería y más premios, pero también afrontó en 2015 la pérdida de un hijo en un accidente de tráfico al colisionar su moto contra un turismo en la carretera local EX-307, en Valverde de Mérida.