Monte Porrino formaliza su cambio de dueños y empezará a exportar

Una sociedad vinculada al grupo madrileño Surave Spain es su nueva gestora y ampliará la plantilla y el secadero

C. J. VINAGRE MÉRIDA.

Monte Porrino, una de las industrias del porcino más conocidas de Extremadura, deja de ser extremeña. Los socios de esta entidad cooperativa consuman su venta a una consultora que está vinculada al grupo madrileño Surave Spain. Su sede está fijada en Alcobendas, donde se encuentra también la del propio Surave. La escritura de compraventa se formalizó ayer en Madrid.

De esta forma se pone punto y final a la operación que anunció este periódico el pasado 7 de enero respecto al inminente cambio de dueño, pendiente se dijo entonces de la firma y escritura de la operación, para la cárnica ubicada en Salvaleón (mancomunidad Sierra Suroeste).

«Iniciamos los contactos después del verano y estamos muy contentos de asumir a partir de ahora la gestión de Monte Porrino. Queremos no solo consolidar esta industria con muchos años de vida en el sector (se creó en 1985) sino crecer», resumió ayer HOY Óliver Hernández Rodríguez, administrador único de Surave Spain. El grupo madrileño se centra en la cría, procesado y distribución de pollos. Aterrizó en Extremadura hace unos meses para quedarse con una sala de despiece de pollos que estaba sin actividad en el polígono industrial de Lobón, en las Vegas Bajas del Guadiana.

Se quiere triplicar el número de reproductoras y renovar las instalaciones de la cárnica en Salvaleón

Hernández confirmó a este periódico que será una empresa vinculada al grupo Surave la que ha adquirido Monte Porrino. Hace una semana, los vendedores, en una nota remitida a este diario, dijeron que no era cierto que el posible comprador de la firma fuera el grupo madrileño Surave.

Hérnandez avanzó, de un lado, que se pretende ampliar el secadero que la cárnica tiene ahora en Salvaleón y modernizar el conjunto de sus instalaciones. Del mismo modo anuncia que su plan de crecimiento pasa por triplicar el número de cabezas de madres reproductoras (hay 300 y ya está presentado un proyecto para llegar a corto plazo a las 700) en su explotación situada entre Barcarrota y Salvaleón. Además también se va a ampliar el cebadero/granja de Lobón y abrir nuevas explotaciones porcinas.

«Una de las novedades más importantes que queremos introducir en Monte Porrino es ampliar la cartera de clientes fuera de España. Hasta el momento no se exporta nada y eso lo vamos a cambiar. Queremos llegar a sitios como París y Londres, donde abriremos tiendas y expondremos nuestros productos», sentencia el administrador único de Surave Spain.

Monte Porrino cuenta en la actualidad con una plantilla que ronda la treintena de empleados. Óliver Hernández señala a HOY que no solo se mantendrán los trabajadores actuales sino que habrá aumento de empleados. «Como tendremos más granjas y vamos a exportar la plantilla crecerá también notablemente», dice, aunque prefiere no determinar cómo será ese aumento. También aseveró que Francisca Guijarro conserva su puesto de gerente de Monte Porrino.