Messi pisa césped extremeño

Raquel y Sole eliminan malas hierbas en uno de los tepes. /David Palma
Raquel y Sole eliminan malas hierbas en uno de los tepes. / David Palma

Estadios como el Camp Nou o San Mamés, donde hoy empieza la Liga 2019/20, lucen hierba cacereña

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

Messi y Luis Suárez lo estrenarán en partido oficial la próxima semana y lo pisarán cada vez que jueguen, pero el nuevo césped del Camp Nou lo conocen infinitamente mejor Raquel, Sole y Ester, que han pasado horas y horas recorriéndolo palmo a palmo, arrodilladas y con un tenedor de trinchar en la mano. Limpio de malas hierbas, en La Bazagona (Toril, Cáceres, Extremadura) aún quedan algunas planchas de esa hierba por la que, entre Liga y Champions, desfilarán todos los cracks del fútbol europeo, que es casi como decir todos los cracks del fútbol mundial.

Es muy bonito este tepe criado en la finca La Herguijuela de doña Blanca, en el área de influencia del parque nacional de Monfragüe. Es la élite de los céspedes futboleros que en el mundo existan, y está tan suave y limpio que visto aquí, en mitad del campo, sin cámaras de televisión ni miles de espectadores mirando, entran ganas de tumbarse en él a sestear. Miguel Cremades, ingeniero de Montes y fundador de la empresa, lo toca y explica por qué el Barça -que podría comprar cualquier tepe del mundo porque por muy caro que fuese no le costaría ni una décima parte de lo que le paga a sus figuras- ha elegido este de Extremadura y no otro. El motivo es un cúmulo de claves de orden técnico que tienen que ver con las variedades de semillas cultivadas, la maquinaria empleada y los cuidados recibidos durante dos años. Cremades lo resume en una palabra: precisión.

Pablo mide distintos valores en un césped idéntico al plantado hace unos días en el Camp Nou.
Pablo mide distintos valores en un césped idéntico al plantado hace unos días en el Camp Nou. / Palma

Se comprende lo que quiere decir al ver a Pablo, un trabajador de Tapiz Verde a punto de terminar sus estudios de Ingeniería Forestal y del Medio Natural en Plasencia, manejando un aparato vertical con un sensor en la parte inferior y una pantalla en la superior. Lo coloca en la alfombra verde y la máquina le chiva la temperatura, la humedad relativa y las sales que contiene el terreno. En función de estos parámetros, la hierba recibirá más o menos riego. «Aquí, la clave es el mimo con el que tratamos los tepes», dice el joven, que acaba de pronunciar la palabra mágica: mimo. «El nivel de exigencia en el fútbol ha aumentado muchísimo en los últimos años, de manera que ya no vale hacer lo que se hacía hace una década», apunta Miguel Cremades, que creó el negocio en 1989.

El césped recién plantado en el Camp Nou se recogió en la finca de Toril de madrugada y se trasladó en 528 rollos en 22 camiones

El primero, en Almendralejo

Un par de años después colocaron el primer césped en un estadio de fútbol. Fue en Almendralejo. Después vino Mérida. Y más tarde, mucho más, entre ellos algunos de los más importantes del país. La lista de los equipos en cuyos estadios han plantado césped alguna vez incluye a Atlético de Madrid, Barcelona, Athletic de Bilbao, Celta, Levante, Eibar, Leganés, Granada, Córdoba... Entre los últimos sitios en los que han trabajado aparecen el estadio Carlos Tartiere del Oviedo, el de entrenamiento del Betis, el Johan Cruyff -en el que juegan el filial del Barça y también el equipo femenino- o los campos de entrenamiento que el Atlético de Madrid tiene en el Cerro del Espino de Majadahonda, entre ellos donde disputa sus partidos el equipo femenino, campeón de las tres últimas ediciones de la liga. También han alfombrado este año la rampa de entrenamiento más famosa del fútbol español, que es la del complejo de Los Ángeles de San Rafael (Segovia) en el que el Atlético de Madrid hace sus pretemporadas. 'La rampa del profe Ortega' la llaman, en alusión al preparador físico del equipo que entrena Diego Pablo 'El Cholo' Simeone.

Miguel Cremades creó el Tapiz Verde en el año 1989.
Miguel Cremades creó el Tapiz Verde en el año 1989. / Palma

«Hoy ofrecemos un producto mucho más tecnificado que el de hace unos años, y en cuyo manejo empleamos maquinaria de última generación», amplía Cremades, que hace tiempo que dejó al frente del negocio a María y Almudena, sus dos hijas. Ellas son, según dice, una parte capital del éxito de la firma extremeña, la primera en producir tepe en España y que no solo vive del fútbol. De sus 110 hectáreas de césped cultivado salió un tepe de flores para el jardín botánico de Madrid, y también el césped que se plantó en la plaza Mayor de la capital de España hace casi dos años, para conmemorar los 400 años del lugar. Esas planchas, como casi todo lo que crece en las instalaciones de La Bazagona, llevaban arena silícea, un elemento natural presente en la cuenca del río Tiétar y que también ayuda a explicar por qué esta hierba es la favorita de la España futbolera.

Esta noche, en el primer choque de la primera jornada de la temporada 2019/20 de la liga española de fútbol, la mejor del mundo según algunos entendidos y la segunda tras la Premier League inglesa a criterio de otros, Extremadura tendrá su cuota de protagonista. El primer balón rodará sobre césped cacereño, el del estadio de San Mamés, en Bilbao, donde esta noche juegan el Athletic Club y el Barcelona. En la segunda vuelta, estos dos mismos rivales se enfrentará en el Camp Nou y también ahí pisarán hierba extremeña. La que llegó a la capital catalana tras doce horas de viaje en camión desde Toril, en un transporte que obligó a trabajar de madrugada.

Los dos mejores equipos españoles de fútbol femenino, Atlético y Barça, también juegan sobre tepe cultivado en la región

En las oficinas de Tapiz Verde cuentan que el césped que luego se llevó al estadio del Barça empezó a recogerse y apilarse a las dos de la madrugada. Agrupar las planchas en 24 rollos, que son los que puede transportar cada camión, les lleva aproximadamente una hora, así que cada día no pueden salir más de cinco o seis camiones. Porque la hierba no se recoge y enrolla más allá de las seis o las siete de la mañana, para asegurarse que esté fría. Al Camp Nou viajaron 8.000 metros cuadrados de césped híbrido biológico, la joya de la corona de lo que se cultiva en esta esquina del mapa extremeño. En total, hicieron falta 22 camiones. A 24 rollos en cada uno, son 528 rollos de 1,20 metros de ancho por 15 de largo. Todos están ya puestos en su sitio, bien colocados, para que los disfruten Messi, Luis Suárez, Busquets, Piqué... Y para que se enorgullezcan Raquel, Sole y Ester. Y Miguel y sus hijas.