Los médicos extremeños sufrieron 26 agresiones el año pasado

Personal sanitario muestra el cartel contra las agresiones. :: hoy/
Personal sanitario muestra el cartel contra las agresiones. :: hoy

Los propios pacientes atendidos por el personal sanitario son los que cometen la mayoría de ataques, el 62 por ciento de los casos

EUROPA PRESS CÁCERES.

El número de agresiones físicas y verbales que sufrieron los médicos extremeños en el ejercicio de su profesión por parte de pacientes o familiares en 2018 aumentó un 23,81 por ciento, hasta alcanzar los 26 casos, cinco más que el año anterior.

Este incremento registrado en Extremadura contrasta con el descenso en el conjunto del país, donde se han contabilizado 490 casos, frente a los 515 de 2017, según los datos del Observatorio de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC).

Unas cifras que el Colegio de Médicos de Cáceres dio ayer a conocer, con motivo de la conmemoración del Día nacional de las agresiones a sanitarios, cuyo lema es 'Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero. Respetar a los médicos es cuidar de la salud de todos'.

Ante este incremento de agresiones a médicos en Extremadura, el secretario general del Colegio de Médicos de Cáceres y responsable del Observatorio de Agresiones, Evelio Robles, lamentó que «un año más las agresiones a médicos siguen siendo noticia», tras lo que mostró su deseo de que «algún día el titular sea cero agresiones, esa sería la mejor noticia».

Robles aseveró que «respetar a los médicos, evitar el acoso, el insulto o la agresión en las consultas es la mejor forma de cuidar la salud de todos». De acuerdo a los datos registrados, el 53 por ciento de las agresiones a médicos se realizan sobre mujeres, entre las que el grupo más afectado es el comprendido entre los 46 y 55 años, seguido del tramo de 36 a 45. Además, el 92 por ciento de los ataques en Extremadura tuvieron lugar en el sector público de la sanidad, mientras que la Atención Primaria es el ámbito del ejercicio médico más afectado, con un 58 por ciento de los casos.

Respecto a la tipología del agresor, son los propios pacientes atendidos por el personal médico los que cometen la gran mayoría de las agresiones, en el 62 por ciento de los casos, y las causas principales, las discrepancias con la atención médica, los desacuerdos personales así como informes no acordes a sus exigencias o el mal funcionamiento del centro.

Señaló el Colegio de Médicos de Cáceres que todos los casos de agresiones presentaron denuncias y el 69 por ciento de ellos contó con el apoyo o asesoramiento del centro o empresas donde realizaban su trabajo en el momento de la agresión.

El doctor Robles destacó que este asunto «afecta a todos, médicos y pacientes, y entre todos debemos ponerle fin», tras lo que reivindicó que el sistema sanitario y la relación médico-paciente «necesita de tolerancia mutua, requiere de pacientes, nunca de impacientes», aseguró.

En cuanto a las agresiones a médicos registradas por provincias, Badajoz es la que más casos sufrió, con 18, frente a los ocho de Cáceres.

En la provincia cacereña, de las ocho agresiones registradas, el 62,5 por ciento tuvo lugar en el ámbito de la Atención Primaria de salud, bien en consultas programadas o en urgencias extrahospitalarias, mientras que el resto se dio en hospitales y urgencias.

Entre los ocho casos registrados, cuatro de las víctimas fueron mujeres, y en todos los agresores fueron pacientes programados. El tipo de agresión, insultos y amenazas.

Enfermería

En cuanto al personal de enfermería en la región, cabe destacar que sufrió tres agresiones durante el pasado 2018. Estos ataques sitúan a Extremadura como la segunda comunidad con menos casos de este tipo, según los datos del Observatorio Nacional de Agresiones a Enfermeras y Enfermeros del Consejo General de Enfermería.