La lluvia regresa hoy a la región tras una sequía de tres semanas

Paraguas en Mérida en abril del año pasado. /HOY
Paraguas en Mérida en abril del año pasado. / HOY

La Aemet pronostica el regreso de las precipitaciones, que serán débiles entre el sábado y el lunes, aunque casi solo se producirán en la provincia pacense

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Noticia: vuelve la lluvia a Extremadura. Esa es la parte positiva, tras tres semanas sin caer una sola gota y con unas temperaturas y un viento, casi siempre de componente este, que han resecado todavía más el campo extremeño tras el cuarto invierno más seco de los últimos 39 años. La parte negativa es que las precipitaciones no serán abundantes. No más de 20 litros en el mejor de los casos y entre el sábado y el lunes, y se producirán en un ámbito muy concreto, el de la provincia de Badajoz y, en buena medida, suroeste y sur del territorio pacense.

«El anticiclón sigue dominando no solo la Península Ibérica sino buena parte del continente europeo pero se aparta un poco y se va a originar cierta inestabilidad básicamente en el suroeste que afectará a Extremadura», afirma Marcelino Núñez, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología. «Lo que vamos a tener a partir del sábado y hasta el lunes no es la llegada de un frente atlántico que barre de oeste a este la región pero sí se va a originar una inestabilidad que va a permitir la llegada de lluvias débiles, en forma de chubascos, y la bajada de las temperaturas, algo que ayudará a refrescar también el ambiente», avanza Núñez.

La Aemet pronostica que la lluvias pueden empezar a caer a partir de la tarde de hoy por la Sierra Suroeste pacense y el sur de la provincia de Badajoz. «Como mucho se podrán extender por la Sierra de San Pedro, más al norte de la provincia, pero no llegará previsiblemente a la provincia de Cáceres de forma evidente», añade Núñez. Los cielos estarán más cubiertos el domingo y el lunes quedará todavía alguna gota por caer. Más a medio plazo, el pronóstico es que la próxima semana continúe con cierta inestabilidad en la atmósfera aunque ya no se vislumbra la posibilidad de lluvia a partir del martes.