Llega a Extremadura una nueva señal para evitar circular en sentido contrario en autovía

Un coche circulando con la nueva señal a su izquierda en el término municipal de Miajadas. :: E. DOMEQUE/
Un coche circulando con la nueva señal a su izquierda en el término municipal de Miajadas. :: E. DOMEQUE

El Ministerio de Fomento la ha instalado en el acceso a la A-5, en la glorieta del tomate de Miajadas

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

La glorieta del tomate. Así es conocida popularmente la rotonda ubicada en la localidad cacereña de Miajadas por la que se puede tomar la autovía A-5. A los visitantes de otras regiones y países que pasan por ese lugar les sorprende el enorme mástil blanco que termina en una gran figura con forma de fruto rojo. Sin embargo, para los extremeños que circulan por ahí habitualmente esa estructura es ya un elemento más del paisaje. Para ellos el asombro ha llegado hace unos días, cuando empezaron a ver una nueva señal de tráfico en esa zona. Se trata de un cartel de amplias dimensiones, vertical, con forma rectangular y de fondo amarillo. En el centro se puede ver una gran mano de color negro con el símbolo de prohibido en su palma, así como las palabras 'stop' y 'sentido contrario'.

No hay ninguna otra como esa en la región. Así lo confirma el Ministerio de Fomento a HOY a través del servicio de Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura. «Es la primera señal que se coloca y su objetivo es determinar si es idónea para evitar los accesos de vehículos en sentido contrario». Apuntan a que «si los estudios que están llevando a cabo en colaboración con Tráfico son positivos esta señal pasaría a incluirse en el correspondiente catálogo».

Sin embargo, no especifican las fechas en las que estarán comprobando su efectividad. Solo hacen referencia al carácter experimental de la instalación.

«Este tipo de experimentos se suelen hacer en algunas ocasiones con señales que no están en el reglamento de la Dirección General de Tráfico. Cuando no están catalogadas es normal que se pongan a prueba», afirma Francisco García, presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Cáceres.

Para él, «todo lo que sea mejorar la seguridad vial es bueno». Cree que «siempre que la señal sea lo suficientemente entendible, aunque no se haya visto nunca, puede estar bien». Matiza que «el problema llega cuando crea dudas y hay que tomar decisiones rápidas ante un elemento desconocido».

Dice que en Extremadura en pocas ocasiones hay accidentes mortales por esta razón. «Casi siempre son kamikazes», especifica. De hecho, el pasado mes de septiembre, en la misma autovía donde han colocado la nueva señal, un vecino de Montijo de 46 años perdió la vida cuando circulaba en sentido contrario al impactar con otro turismo que iba en dirección Mérida. Decenas de conductores le hicieron señales con sus luces y un coche de la Guardia Civil intentó interceptarlo, pero no respondió a los avisos.

«En la mayoría de las ocasiones los que circulan en sentido contrario son por despistes y se dan especialmente en personas mayores. También suele pasar cuando las condiciones atmosféricas son muy adversas», añade García.

Solo hay una en la región y tiene un «carácter experimental para comprobar si es idónea»

Según explica José Antonio Polo, experto de motor en HOY que ha trabajado en la Jefatura Provincial de Tráfico de Badajoz durante más de 40 años, en España el acceso prohibido al ramal contrario de una vía de doble calzada se señaliza con la conocida placa circular roja. «Puede ser insuficiente y por eso esta nueva señal me parece bien, al ser más llamativa, siempre y cuando se recoja en el catálogo», afirma antes de aludir a dos casos que se produjeron en la A-5 durante el año 2018. Uno en el acceso desde Montijo y otro en el kilómetro 190, en Navalmoral de la Mata.

En países como Eslovenia, Croacia y Alemania se pueden ver en sus carreteras señales parecidas a la que están probando en Extremadura.