La limitación a 90 kilómetros por hora ya se puede ver en varias carreteras de la región

La carretera EX-100 ya tiene las nuevas señales que entrarán en vigor la semana que viene. /PAKOPÍ
La carretera EX-100 ya tiene las nuevas señales que entrarán en vigor la semana que viene. / PAKOPÍ

La medida no entra en vigor hasta el martes 29 y los conductores critican que las señales actuales crean confusión

J. M. M.

Las señales ya se están cambiando, pero el decreto todavía no ha entrado en vigor. O lo que es lo mismo, hasta el próximo martes, 29 de enero, los conductores no tienen obligación de respetar los límites de velocidad que se marcan en algunas vías de la región. Por ejemplo, en varios tramos de la EX-100, que une Cáceres con Badajoz, ya se pueden ver señales que limitan a 90 kilómetros por hora la velocidad máxima, pero no será hasta la medianoche del próximo lunes, un mes después de su aprobación en Consejo de Ministros, cuando se empiece a aplicar la modificación legislativa. Mientras tanto, la velocidad máxima permitida es de 100 kilómetros por hora.

Esta medida, que reduce en diez kilómetros por hora la velocidad máxima en las carreteras que son de una sola calzada, aquellas en las que no hay separación entre ambos sentidos de la circulación, se aplicará en todo el territorio nacional y en Extremadura en concreto afecta a 154 kilómetros de vías regionales.

La reducción del límite de velocidad se realiza por causas de seguridad y con el objetivo de reducir los accidentes. «En este aspecto será positivo y al ir más lentos habrá menos siniestros», afirma José Antonio Polo, experto en motor.

Entre las voces críticas a la limitación de la velocidad se pone el foco en que la instalación de las señales sin que el decreto esté en vigor puede causar confusión entre los automovilistas. «Además, se circulará en marchas más cortas, por lo que se consumirá más y se contaminará más», indica Polo, que añade que esta medida suma un motivo más para la necesidad de la conversión de la EX-100 en autovía.

Por otro lado, este experto considera que aumentará la recaudación, ya que desde el día 29 las multas por exceso de velocidad a partir de los 98 kilómetros por hora ascenderán a cien euros, cuando antes empezaban en 108. También desciende la velocidad para las sanciones que incluyen pérdida de puntos, que afectarán a los conductores que sobrepasen los 121 kilómetros por hora.

Tramos

Los tramos dependientes de la Junta en los que se reduce el límite de velocidad son 78 kilómetros de la EX-100; 43 kilómetros de la EX-107; 20 kilómetros de la EX-206; cinco kilómetros de la EX-207, y apenas medio kilómetro de la EX-351. Igualmente, la velocidad pasará a ser de 90 kilómetros por hora en los ramales R1 y R2 de la autovía EX-A2, que suman siete kilómetros. En total se adaptarán 43 señales.

A fecha de hoy falta por confirmar a cuántos tramos de carreteras que dependen del Estado, que suponen más de mil kilómetros en la región, afectará esta medida. Las vías propiedad de las diputaciones no se verán modificadas, ya que no hay ninguna limitada a 100 kilómetros por hora.

Finalmente, el decreto también incluye la limitación a 30 kilómetros por hora de la circulación en caminos.