La Junta resuelve un concurso de funcionarios tras cuatro años de espera

Imagen de archivo de aspirantes en un examen para ser funcionarios de la Junta./HOY
Imagen de archivo de aspirantes en un examen para ser funcionarios de la Junta. / HOY

Se trata del de puestos de base, que fue convocado en diciembre de 2013 y al que se han presentado más de 1.200 empleados públicos

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Casi cuatro años después de que fuera convocado, el concurso de traslados de funcionarios para puestos no singularizados (de base) comenzó este martes a resolverse con la publicación en el DOE del listado provisional de adjudicatarios. Empleados públicos que tienen ahora un plazo de 10 días para presentar alegaciones antes de que llegue la publicación de las adjudicaciones definitivas de un concurso en el que participan 1.284 trabajadores para unas 700 plazas.

Personas que llevan casi cuatro años esperando a conocer su destino y nueve sin poder optar a la movilidad laboral. Porque el último concurso de traslados que se convocó en la región fue en 2008 y, desde entonces, los funcionarios extremeños no han tenido opción de cambiar de puesto de trabajo, aunque surgiera una vacante en su lugar de residencia y acceder a ella le evitara, por ejemplo, recorrer cada día 90 kilómetros desde su domicilio hasta su trabajo. La única opción de conciliar, de hecho, se ha estado posibilitando por medio de la concesión de comisiones de servicio.

Pero después de años de demora, la Junta está ultimando las resoluciones de los dos concursos convocados. Tanto este de 2013, que afecta a puestos de base, como el de 2015, de puestos de estructura, y cuya resolución se puso en marcha en abril. El retraso que acumulan ambos concursos se debe, según ha explicado la Junta, a que el Gobierno del PP no había iniciado ninguna fase de los procedimientos.

Una vez se publiquen los listados definitivos de las adjudicaciones de los dos concursos –en el de puestos singularizados o de estructura han participado 2.662 empleados para 663 plazas– será el turno de los nuevos funcionarios de la Junta, de los opositores que superaron el último proceso selectivo para ser funcionario en la región, que fue convocado en 2013 y cuyos exámenes se realizaron en 2015. Desde entonces los 270 aspirantes que lograron estas plazas están esperando a conocer sus destinos, porque mientras no se resuelvan los concursos de traslados, la administración no les puede ofrecer las vacantes que hayan quedado, entre las que deberán elegir sus plazas.

Y tras ellos también tendrán una opción los que no superaron la oposición, pero que sí podrán formar parte de las nuevas bolsas de trabajo que se constituyan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos