La Junta rebaja un 38% el precio de sus polígonos para atraer empresas

La Junta rebaja un 38% el precio de sus polígonos para atraer empresas

Una nueva ley permitirá introducir el silencio positivo en veinte procedimientos relacionados con actividades industriales

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La Junta de Extremadura ha rebajado de media un 38% el precio del suelo en los polígonos industriales que gestiona, así como un 23% el de los parques empresariales Expacio de Mérida y Navalmoral de la Mata. La consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, puso ayer en la Asamblea esta medida como ejemplo de las actuaciones que lleva a cabo el Gobierno regional para atraer inversiones a la región.

Más información

Olga García compareció a petición del PP para informar sobre inversiones y proyectos empresariales. La diputada popular Cristina Teniente criticó las políticas del Gobierno regional, y especialmente el anuncio de grandes proyectos que no se llegan a materializar. Entre otras cuestiones, preguntó por la azucarera de Mérida, el matadero de porcino y las grandes instalaciones de ocio.

La consejera de Economía no ofreció nueva información sobre estos proyectos y señaló que es necesario respetar los tiempos de decisión de las empresas, por lo que pidió prudencia, aunque también se mostró optimista sobre su desarrollo.

En su intervención hizo un repaso de las medidas que ha tomado el Gobierno regional para atraer proyectos a la comunidad. Entre ellas citó el desarrollo de la plataforma logística de Badajoz con las obras de la primera fase y las políticas de reducción de precio de las superficies industriales gestionadas por la empresa pública Feisa.

Según dijo, se ha rebajado de media un 38% el precio de los 25 polígonos de la cartera de Feisa, así como un 23% en los parques empresariales Expacio de Mérida y Navalmoral de la Mata. También se han impulsado ventajas como los derechos de superficie y el alquiler de naves con opción de compra.

Desde 2015 la ventao alquiler de parcelas y naves ha permitido la implantación de 401 empresas

Estas medidas han favorecido la creación de nuevos negocios. Desde 2015, se ha dado salida a 183 parcelas, que han permitido la implantación de 112 empresas. Asimismo, se han vendido 26 naves y se han alquilado 263. En total, esto supone el desarrollo de 401 empresas.

Junto a esto, Olga García destacó la creación del que «posiblemente sea el ecosistema de subvenciones y servicios más completo de nuestro país» destinado al inicio, crecimiento y consolidación de los proyectos empresariales. Además de la buena acogida de los incentivos agroindustriales, de la Consejería de Medio Ambiente, recalcó la aceptación de los incentivos a la inversión, que tras las mejoras que se introdujeron en la convocatoria que se abrió en enero ha recibido más del doble de solicitudes que el pasado año.

También citó las ayudas a la creación de biocombustibles a partir de biomasa, cuya primera convocatoria se aprobará a finales de este mes, según anunció.

Silencio positivo

La consejera de Economía apuntó que el objetivo de la Junta es acompañar a empresas con una rápida tramitación de los procedimientos sin olvidar la seguridad jurídica. Eso permite a la región «situarse por delante de los competidores» y captar inversiones, como las plantas fotovoltaicas en desarrollo.

García señaló que ya en la legislatura 2007-2011 se pusieron en marcha más de 6.000 millones de euros de inversión en las renovables, pero las medidas del Gobierno de Mariano Rajoy paralizaron el sector.

En 2015, el Ejecutivo regional decidió acometer un plan de acción a corto, medio y largo plazo que arrancó con una ronda de contactos con las empresas más importantes del sector. En la actualidad está en construcción el primer parque eólico de la región, a lo que se suman más de 40 proyectos fotovoltaicos en tramitación, de los que 21 podrían iniciar sus obras entre este año y el próximo con una inversión estimada de 1.200 millones de euros.

En la misma línea de facilitar la tramitación a los proyectos empresariales, la consejera anunció que la propuesta de ley de agilidad de la administración, una de las iniciativas normativas que fue anunciada por el presidente de la Junta en el último debate sobre el estado de la región, introducirá el silencio positivo en veinte trámites relacionados con la actividad industrial. De ese modo, en caso de que la Junta no responda en el plazo establecido, las empresas podrán dar por estimadas sus solicitudes.

García mencionó además otras medidas destinadas a atraer grandes empresas. Como explicó, la región sólo cuenta con 321 firmas con más de 50 asalariados, y de ellas sólo ocho están por encima de 500. Para contar con proyectos de gran impacto en la creación de empleo se han puesto en marcha dos iniciativas. Por un lado, la ley de grandes instalaciones de ocio, que dará beneficios fiscales, de funcionamiento y de tramitación a parques temáticos. Por otro, el decreto de ayudas a proyectos con una inversión mínima de 50 millones de euros y la creación de al menos cien puestos de trabajo, dotado con 44 millones de euros.

Asimismo, García también citó el programa de acompañamiento a inversiones de Extremadura Avante, que desde el año 2015 ha participado con más de 20 millones de euros en 34 operaciones que han supuesto una inversión de 142 millones de euros y la creación de 1.200 puestos de trabajo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos