La Junta propone que los alumnos viajen en autobuses de línea regular

Escolares acceden a un servicio de transporte en Badajoz. :: HOY/
Escolares acceden a un servicio de transporte en Badajoz. :: HOY

La Consejería de Medio Ambiente y Rural prepara el decreto para la creación de la autoridad única que unificará los dos servicios

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Los alumnos de la región que hacen uso del servicio de transporte escolar podrán acudir a su centro educativo en las rutas de viajeros convencionales. Así lo propone la Consejería deMedio Ambiente y Rural en el proyecto de decreto de creación de la autoridad única de transporte, un proyecto en el que se viene trabajando a lo largo de la presente legislatura y que da un paso definitivo para hacerse realidad.

Esta actuación forma parte del proyecto de reestructuración de las líneas de transporte de la región, que arrancó en 2015 con la adjudicación de un contrato para analizar el servicio y plantear mejoras.

Tal como recoge el proyecto de decreto, la disminución sostenida de viajeros, unida al incremento de los costes, ha provocado desequilibrios económicos en la mayoría de los contratos. Esto ha causado un riesgo de interrupción de los servicios, lo que ha llevado a la Junta a intervenir mediante la declaración de obligaciones de servicio público, que aseguran una asignación mínima a las empresas. Pero sólo pueden estar en vigor dos años. Una vez concluidas, la Junta ya trabaja en una nueva solución, la concesión de ayudas directas de hasta 500.000 euros por empresa.

Pero la caída de viajeros en las líneas convencionales ha coincidido con un aumento de la demanda de los servicios especiales, como los del transporte escolar que gestiona la Consejería de Educación y Empleo. De ahí que, como medida de ahorro y para garantizar el equilibrio de las concesiones, se plantee unificar ambas actividades en aquellas rutas con recorrido coincidente.

Para ello, la Junta necesita agrupar en una misma entidad la capacidad de contratación de ambos servicios. Con ese fin se plantea la creación de la autoridad única, cuyas funciones serán ejercidas por la dirección general con competencias en materia de transporte, actualmente integrada en la Consejería deMedio Ambiente y Rural. Al mismo tiempo, es necesario modificar las normas en vigor que otorgan a la Consejería de Educación las labores de gestión del transporte escolar.

Pero el planteamiento de la Junta ha cambiado. En una comparecencia que tuvo lugar en la Asamblea de Extremadura el pasado mes de noviembre el director general de Transportes, José González, apuntó que de las 582 rutas escolares en funcionamiento se han identificado 115 que coinciden con servicios convencionales en cuanto a recorrido y horario.

La solución que se planteaba para la integración, según apuntó, es que los alumnos sigan recibiendo el mismo servicio y que los asientos vacíos puedan ofrecerse a vecinos de las localidades correspondientes para que puedan hacer uso de estos autobuses como si se tratara de un servicio regular convencional. Ahora la propuesta es otra.

El proyecto de decreto de creación de la autoridad única establece que el transporte escolar será realizado por la empresa adjudicataria del contrato de gestión de servicio regular cuando haya coincidencia de tráficos, itinerario y horario. Es decir, los usuarios que compren su billete no ocuparán puestos libres en autocares escolares, sino que serán los alumnos los que viajen en los autobuses convencionales mediante el sistema de reserva de plaza.

Preocupación del sector

Juan José Campos, de la Asociación regional del transporte escolar de Extremadura (Artex), señala que la entidad ya ha planteado alegaciones al borrador de creación de la autoridad única.

En su opinión, «debería ser la línea regular la que se adapte a la escolar y no al revés». Como indica, las rutas que transportan alumnos tienen un horario fijo y un recorrido directo, además de condicionantes como el hecho de que, por normativa, el viaje no puede durar más de una hora. Por ese motivo, considera que son los viajeros convencionales los que tendrían que someterse a estas condiciones de uso.

Campos reconoce que es necesaria la reestructuración del servicio convencional y comprende que la Junta promueva la unificación con rutas escolares que coincidan en tráficos, itinerario y horario. Pero considera que hay que tener en cuenta varias cuestiones generales.

Por ejemplo, señala que el transporte escolar exige que el conductor y el adulto acompañante aporten un certificado de antecedentes penales para descartar a personas que hayan cometido delitos sexuales. Si se plantea que los viajeros convencionales compartan el autobús con menores, se pregunta si también deberán contar con este documento.

La integración se llevaríaa cabo en rutas que coincidan en tráfico, itinerario y horario

Asimismo, estima que la autoridad única y la reordenación del transporte en la comunidad pueden contradecir la Ley de contratos del sector público. En su última modificación plantea que hay que favorecer la competencia. Sin embargo, considera que la unificación de rutas convencionales y escolares podría atraer a grandes grupos y perjudicar a empresarios más modestos.

Por su parte, Alonso Sánchez, secretario general de la Asociación de empresarios de transportes de Extremadura (Asemtraex), considera un acierto la unificación de rutas y la creación de la autoridad única, pero reclama más concreción.

A su juicio, el decreto debería aclarar cómo se llevará a cabo la fusión de rutas y cuáles son los criterios que se aplicarán para establecer que hay coincidencias. Para Sánchez, se ganaría en seguridad jurídica si no se deja este asunto en manos de una orden posterior.

Asimismo, estima que puede traer complicaciones que Medio Ambiente gestione varias líneas de transporte escolar y que Educación mantenga el resto.

 

Fotos

Vídeos