La Junta, primera entidad en España en custodia del territorio

La Junta, primera entidad en España en custodia del territorio

La estrategia implica a propietarios y usuarios e tierras en la conservación de la naturaleza

EFE

La Junta de Extremadura se ha convertido por primera vez en España en la primera entidad de custodia del territorio, con 54.076 hectáreas en 2017, una estrategia para implicar a propietarios y usuarios de tierras en la conservación de la naturaleza, agrupados con entidades de la sociedad civil.

Según datos del V Inventario de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, en la región hay 182 acuerdos de custodia (53 en 2015), de los cuales 119 tienen como entidad a la Junta de Extremadura.

En España hay 148 entidades de custodia y 2.403 acuerdos, según ha informado la Junta de Extremadura en un comunicado.

Por otra parte, Extremadura se ha convertido en la primera región española en cuanto el número de superficie dedicada a custodia del territorio con 94.361 hectáreas, el 25 por ciento del total.

Se trata de la primera vez que Extremadura ocupa esta posición, ya que en el último inventario del 2015 disponía de una superficie de 19.825 hectáreas, lo que la situaba en el puesto número ocho nacional.

Estos datos han sido dados a conocer por el coordinador de Acción Local de la Junta de Extremadura, Santos Jorna, en las jornadas sobre diversificación de cultivos extensivos y aplicación de nuevas tecnologías para mejorar la sostenibilidad económica y medioambiental del sector agrícola extremeño, organizado por el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX).

La custodia del territorio se define en la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad como «el conjunto de estrategias o técnicas jurídicas a través de las cuales se implica a los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos».

Se trata de acuerdos en los que los propietarios o usuarios de un territorio se comprometen a la realización de unas prácticas para mantener o mejorar la sostenibilidad de los mismos, sometiéndose a la vigilancia y seguimiento de una tercera entidad, la denominada entidad de custodia, que controla el cumplimiento de los compromisos del propietario o usuario del terreno.

«Este primer puesto supone sin lugar a dudas posicionar a la región como un referente en el trabajo por la biodiversidad y la sostenibilidad de nuestros territorios, no solo en el ámbito nacional, sino en el europeo, donde tienen muy en cuenta informes como el publicado cada dos años por la Fundación Biodiversidad para el desarrollo de programas de ayudas y políticas españolas y europeas», ha indicado Jorna.

La mayor parte de los propietarios extremeños que han desarrollado iniciativas de custodia del territorio han participado en los acuerdos de colaboración para el desarrollo sostenible que publica la Junta de Extremadura.

Por ello, han recibido ayudas públicas por la firma de sus compromisos, por compatibilizar la conservación de especies de fauna con el cultivo de las tierras.

Las subvenciones han supuesto una inversión pública de más de tres millones de euros para el periodo 2017-2019.

 

Fotos

Vídeos