La Junta pone 2,3 millones para incentivar la compra de turismos, furgonetas y autobuses eléctricos

Un particular recarga su coche eléctrico en Mérida./BRÍGIDO
Un particular recarga su coche eléctrico en Mérida. / BRÍGIDO

Particulares, empresarios y ayuntamientos pueden recibir ayudas que oscilan entre los 5.225 euros por un turismo y los 80.000 euros por buses de transporte urbano

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Ayudas para la compra de turismos, furgonetas, camiones, motocicletas y autobuses eléctricos. Subvenciones para la instalación de puntos de recarga, entre ellos en los garajes de las comunidades de propietarios de viviendas. Incentivos para particulares, pequeñas, medianas o grandes empresas y ayuntamientos. Estas son las líneas básicas que recoge el plan de incentivos para la movilidad eléctrica en Extremadura, una convocatoria que se abrirá dentro de un mes (las bases salen publicadas hoy en el DOE) y para el que la Junta de Extremadura pone 2.375.000 euros. Con un amplio abanico de ayudas, estas oscilan entre los 5.225 euros que puede recibir un particular que desea compra un turismo eléctrico hasta los 80.000 euros por autobús que tendrán los ayuntamientos para hacer un transporte urbano más limpio.

Más información

Estimular la compra de vehículos eléctricos para facilitar una movilidad sostenible, una reducción en la dependencia del petróleo, la disminución de gases de efectos invernadero y la mejora de la eficiencia energética en el sector del transporte por carretera en Extremadura es lo que busca, genéricamente, este plan, el primero que pone en marcha el Gobierno regional. Que de aquí a once años el 10% de los vehículos matriculados en Extremadura, esto es, aproximadamente 9.200, sean eléctricos y que se haya más de 400 puntos de recarga son los objetivos - «modestos, que estamos seguro se van a superar»- concretos a lograr, ha dicho Olga García, consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad.

El plan recoge cinco líneas de actuación. Cinco tipos de ayudas. Para la elaboración o modificación de planes de movilidad urbana sostenible por parte de los ayuntamientos; para la compra de vehículos eléctricos; para la instalación de estaciones de recarga; para que esas instalaciones se alimenten con energía renovable y para crear puntos de recarga en aparcamientos o estacionamientos en garajes de comunidades de vecinos.

En el caso de subvenciones para comprar vehículos, los ayuntamientos podrán recibir el 80% de lo que les cueste esos vehículos (turismos, furgonetas, camiones o autobuses). Son los más beneficiados por este plan. Mientras, las empresas también tienen derecho a una importante subvención. Si son pequeñas, el 75%; si son medianas, el 65% y si son grandes, el 55% de ese coste. Mientras, las personas físicas, los particulares, recibirán una ayuda del 20% del coste.

A partir del otoño, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, saca otras ayudas para incentivar la movilidad sostenible. En este caso, pone 1.043.000 euros. A diferencia de las ayudas de la Junta, son más genéricas, no están pensadas exclusivamente para el parque de vehículos eléctricos. En el caso de las subvenciones para esos vehículos eléctricos, las del IDAE son incompatibles con las de la Administración extremeña. Esto es, no puedes recibir ayudas de las dos instituciones para, por ejemplo, comprar un coche eléctrico o crear puntos de recarga. Hay que elegir una de las dos.