La Junta pide revisar la oferta de títulos de la UEx para que sea más atractiva

El consejero de Economía de la Junta, Rafael España, en una visita a la Bioincubadora de Cáceres. :: HOY/
El consejero de Economía de la Junta, Rafael España, en una visita a la Bioincubadora de Cáceres. :: HOY

El consejero de Economía reconoce la necesidad de un acuerdo para la financiación estable de la institución pero reclama flexibilidad

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Gobierno regional quiere revisar la oferta de titulaciones de la Universidad de Extremadura (UEx) para adaptarse a las nuevas necesidades y que sea más atractiva para los alumnos. La intención es vincular esta medida a un nuevo marco de financiación estable.

El consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital de la Junta, Rafael España, dedicó ayer un amplio apartado a la UEx en la comparecencia que ofreció en la Asamblea para desgranar cuáles serán las líneas de gestión de su departamento.

España, uno de los nuevos consejeros que se ha incorporado al equipo de Guillermo Fernández Vara, expuso que en la pasada legislatura se mejoró la financiación de la UEx, pero reconoció que se necesita un modelo estable. Asimismo, destacó medidas como la matrícula gratuita para los estudiantes que aprueben en primera convocatoria.

Pero también reivindicó mejoras. «Tenemos que trabajar de manera mucho más flexible porque la sociedad de hoy es más flexible», explicó. Según dijo, la región cuenta con un sistema universitario «consolidado y de calidad, pero que debe reformarse para adaptarse y avanzar, lo que nos lleva a la necesidad de actualizar el mapa de titulaciones».

España expuso que el desarrollo de los nuevos títulos en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior impone normas y condiciona los cambios. «Pero es necesario el avance para poder progresar y hacer una universidad más atractiva para los estudiantes», añadió.

Para ello, planteó cuatro medidas básicas. En primer lugar, mejorar la financiación con un marco estable que «deberá incidir fundamentalmente en la adecuación permanente de la oferta de estudios a las demandas, en la racionalización de los recursos humanos disponibles, en la mejora y calidad de los resultados académicos y en el incremento de los niveles de actividad investigadora y transferencias del conocimiento».

En segundo lugar, propuso incentivar la investigación puntera, «pero también es imprescindible generar talento y potenciar habilidades», con especial incidencia en el uso de las nuevas tecnologías.

Como tercer apartado, citó el impulso de sectores estratégicos con nuevas propuestas y una mayor transferencia de conocimiento. En concreto, habló de planificación aplicada a la producción, transporte y logística; evaluar el impacto de los recursos hídricos; generar una red transfronteriza de colaboración y aprovechar las oportunidades de la economía circular y la transición energética.

Por último, defendió un sistema de becas y ayudas que permita el acceso a la educación universitaria con independencia de la situación socioeconómica del alumno, para lo que se han implantado medidas como la citada bonificación de matrícula.

Investigación

Rafael España también apuntó que se pretende fomentar la planificación de actividades de investigación universitaria, así como la innovación y el desarrollo de competencias emprendedoras.

La apuesta por la ciencia y la investigación será otro de los puntos fuertes de la Consejería de Economía. Para ello, planteó un pacto para impulsar la inversión pública y privada hasta llegar a niveles de gasto nacionales y europeos. Entre otras medidas concretas, anunció la ampliación del Parque científico y tecnológico y la creación de la Estación biológica de Monfragüe.

En su comparecencia también citó como prioridades la mejora de la financiación de las empresas, el apoyo a grandes proyectos de inversión, la puesta en marcha de la ley de segunda oportunidad para emprendedores afectados por la crisis y el impulso de la competitividad y la digitalización del comercio minorista.

Iniciar la Facultad de Medicina en el primer semestre de 2020

Tras las preguntas de los grupos parlamentarios, el consejero de Economía también se refirió a uno de los asuntos pendientes en la Universidad de Extremadura, la construcción de la nueva sede de la Facultad de Medicina en Badajoz. Rafael España indicó que ya está en camino la solicitud de la licencia de obras al Ayuntamiento pacense, al que corresponderá ahora autorizar el inicio de los trabajos. La previsión de la Consejería de Economía es que en el primer semestre de 2020 puedan comenzar las obras del edificio.

Asimismo, España indicó que no tiene importancia que los fondos para la construcción de la Facultad de Medicina no estén adscritos a su consejería, que tiene encomendadas las competencias universitarias.