La Junta pide a la CHT e Iberdrola una solución para los regantes de Peraleda

La estructura y el sistema de bombeo, al descubierto. :: /R.B.
La estructura y el sistema de bombeo, al descubierto. :: / R.B.

EUROPA PRESS /E. G. R.

La Junta de Extremadura instó ayer miércoles a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y a la empresa Iberdrola a buscar una solución de urgencia para los regantes de la Comunidad de Peraleda de la Mata, en Cáceres, que cuentan con unas 1.450 hectáreas y no pueden tomar agua del embalse de Valdecañas desde el pasado 12 de julio porque la cota desde la que toman el riego ha quedado por encima del nivel del pantano.

Ante la petición de la Junta, Iberdrola aclaró ayer que actúa en Valdecañas de acuerdo al Convenio de Albufeira, firmado entre España y Portugal para el aprovechamiento sostenible de las aguas de las cuencas hidrográficas hispano-lusas.

Iberdrola responde así, además, a las organizaciones agrarias Asaja Extremadura y UPA-UCE, que han lamentado la situación de la comunidad de regantes de Peraleda de la Mata, que no pueden regar sus cultivos porque la empresa eléctrica les «niega» el agua del pantano de Valdecañas.

La compañía eléctrica explica en un comunicado que su decisión con respecto a este pantano, situado en la cuenca del Tajo, se realiza conforme a las obligaciones dictadas por citado convenio y que «los desembalses se están efectuando teniendo en consideración las necesidades de otros usos, entre los que figura, el abastecimiento de agua de consumo humano a la ciudad de Cáceres y su zona de influencia».

Por su parte, la consejera de Agricultura, Begoña García, pidió ayer a Iberdrola que «hay que saber también cuándo turbinar el agua». «Sabemos que está en base a un convenio, es decir, que aquí nadie hace ninguna ilegalidad, que quede claro, pero sí que es verdad que está afectando a los cultivos del tabaco y del maíz y que hay muchas familias que viven en Peraleda de la Mata y en todo su entorno».