La Junta ingresará 30 millones menos de lo previsto por la liquidación de 2016

Una de las reuniones de Pilar Blanco Morales, consejera de Hacienda, con representantes de Podemos. /  HOY
Una de las reuniones de Pilar Blanco Morales, consejera de Hacienda, con representantes de Podemos. / HOY

La rebaja implicará que se destinen 15 millones a un plan de empleo y un fondo social extraordinarios

JUAN SORIANO MÉRIDA.

La Junta de Extremadura recibirá 30 millones de euros menos de lo previsto por la liquidación del sistema de financiación autonómica del año 2016. Esto no sólo implicará un ajuste por la misma cuantía en las cuentas de este año, sino que supone que no se destinarán 15 millones adicionales a un plan de empleo y un fondo social extraordinarios, tal como había acordado el Gobierno regional con Podemos en el pacto para la aprobación de los Presupuestos autonómicos de este año.

El sistema de financiación autonómica se materializa mediante las llamadas entregas a cuenta, pagos mensuales que realiza el Gobierno a las comunidades. Se trata de un adelanto de la recaudación prevista de los impuestos y de la dotación de los distintos fondos del modelo, que también dependen de los ingresos fiscales.

Cuando se conoce la recaudación definitiva, lo que se produce con dos años de retraso, se calcula la cantidad que realmente corresponde a cada comunidad. Si se recibió más de lo que correspondía, como ocurrió en 2008 y 2009, hay que devolver dinero. Pero si la recaudación fue mayor de lo esperado, el Gobierno debe aportar lo que falta.

Esto es lo que ha ocurrido en los últimos años, lo que ha supuesto una liquidación positiva para las comunidades. También se ha producido en 2016, pero en menor medida de lo previsto.

Las comunidades cuentan con datos parciales por adelantado para poder contemplar esa cifra en sus leyes de presupuestos.

En el caso de Extremadura, la Consejería de Hacienda señala que el pasado año se estimó una cuantía inicial de 167,8 millones de euros. Sin embargo, la liquidación aportará 137,9 millones.

Ajustes en las cuentas

Según la información publicada por el ministerio, la Junta recibirá 107,5 millones más del Fondo de cooperación, 32,4 del Fondo de garantía y 21,6 del IRPF. Pero deberá devolver 13,4 millones del Fondo de suficiencia, otros 7,6 del IVA y 2,6 de los impuestos especiales, como el tabaco o el alcohol.

Estas rebajas se deben a una menor recaudación, en lo que no sólo incide una menor actividad económica, sino también los cambios normativos del Gobierno.

La Consejería de Hacienda explica que la previsión inicial estaba fundada en los precedentes de los tres años anteriores con un crecimiento de 36 millones más entre lo comunicado y lo definitivo en 2015; 16 millones más en 2016 y 30 millones más en 2017. Pero en este caso se recibirán 30 millones menos de lo esperado.

Hacienda señala que esta reducción «supondrá un mayor esfuerzo de la comunidad autónoma para sufragar los servicios públicos fundamentales y las competencias que tiene asumidas, como consecuencia de las rebajas fiscales del ministro Montoro».

De entrada, la reducción sobre la cantidad prevista afectará a uno de los acuerdos entre la Junta y Podemos para la aprobación de las cuentas de este año.

Una de las disposiciones de la Ley de Presupuestos de 2018 recoge que los ingresos derivados de la liquidación definitiva del sistema de financiación correspondientes a 2016 superiores a su previsión inicial se afectarían hasta 15 millones de euros a un fondo de garanía social complementario, para renta básica y otras prestaciones, y a un plan de empleo social complementario. En ambos casos, por un máximo de 7,5 millones.

Hacienda indica que, como no se producirán esos ingresos al alza, no se podrá materializar este acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos