La Junta destinará 2,4 millones al año al déficit de las rutas de autobuses

Un grupo de viajeros se sube a un autobús. :: hoy/
Un grupo de viajeros se sube a un autobús. :: hoy

La Consejería de Medio Ambiente estima que el decreto de ayudas que prepara llegará a 46 de las más de 60 concesiones que operan en la región

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El déficit de las líneas regionales de autobuses costará 2,4 millones de euros al año a los extremeños. La Junta de Extremadura prevé destinar esa cifra a la nueva convocatoria de ayudas destinadas a las empresas que prestan el servicio regular de viajeros para compensar sus pérdidas y que puedan mantener su actividad.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, de la que depende la Dirección General de Transportes, prepara un decreto regulador de estas ayudas ante el retraso en la reestructuración de líneas regionales, una medida que debía contribuir a su equilibrio económico tras la caída de actividad sufrida por los efectos de la crisis y los cambios de hábitos de consumo.

Ante las pérdidas de las empresas de transporte, la Junta puso en marcha una serie de medidas, como la declaración de obligaciones de servicio público, lo que permite subvencionar a estas empresas. Pero la normativa comunitaria impone que como máximo tengan dos años de duración. Una vez concluido ese periodo, se plantea la creación de una línea de ayudas directas.

El pago cubrirá los costes de personal, vehículos, seguros, combustible y otros indirectos

La regulación prevista plantea que se podrá cobrar por estas ayudas un tope de 500.000 euros en tres ejercicios fiscales. De ese modo, si una empresa alcanza el máximo en la primera convocatoria, ya no podría solicitar más subvenciones en los dos años siguientes.

Estos pagos se destinarán a concesiones deficitarias que presten servicio de forma continuada durante todo el año y que comuniquen municipios de carácter rural con sus cabeceras comarcales o con localidades que constituyan la sede de centros públicos prestadores de servicios sanitarios, administrativos o educativos, o que puedan servir de puntos de enlace con otros servicios de transporte.

Para ello, se calcularán los costes de personal, vehículos, seguros, combustible y otros indirectos. A esa cantidad se restarán los ingresos por recaudación por el número de viajeros y después se añadirá el beneficio empresarial. El resultado constituirá el gasto subvencionable. El decreto tendrá efectos desde el 1 de enero de este año para poder cubrir el déficit del presente ejercicio.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural señala que de las 63 concesiones que operan en Extremadura 45, más del 70%, se encuentran en situación de desequilibrio financiero.

2,4 millones de euros

La Junta de Extremadura desconoce cuánto dinero será necesario destinar para cubrir las pérdidas de estas empresas, pero recoge una previsión en la memoria económica que acompaña al proyecto de decreto.

Según este documento, la Dirección General de Transporte estima necesario un gasto de más de 2,4 millones de euros al año. Asimismo, eleva a 46 el número total de concesiones que tendrán derecho a cobrar la ayuda por cumplir con los requisitos indicados.

De ellas, tres corresponden a servicios interiores integrados en concesiones de ámbito nacional. Supondrán un desembolso de 205.113,76 euros, a una media de cerca de 70.000 euros por empresa.

Junto a esto, se han identificado cinco concesiones de rutas autonómicas que cuentan con un déficit de más de 100.000 euros. A ellas corresponde la mayor parte del gasto, ya que sumarán 1.444.462,70 euros, cerca de 500.000 por cabeza, por lo que prácticamente en un sólo ejercicio percibirán la ayuda máxima.

Por último, hay otras 38 concesiones interiores con un desequilibrio inferior a 100.000 euros. En este caso, se repartirán 777.235,14 euros, a un promedio de algo más de 20.000 euros por ruta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos