La Junta concede permiso ambiental a dos fotovoltaicas en La Fuente y Burguillos

Imagen de archivo de una fotovoltaica/HOY
Imagen de archivo de una fotovoltaica / HOY

La inversión entre las dos rondará los 40 millones de euros

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Vía libre a otras dos plantas fotovoltaicas en Extremadura. En este caso, menores de 50 megavatios (MW) de potencia, con lo que es la Junta la administración competente para aprobarlas. El Gobierno extremeño ha emitido sendas declaraciones de impacto ambiental (DIA) positivas para la construcción de una instalación solar fotovoltaica en Fuente del Maestre y de otra en Burguillos del Cerro. Las dos son de 24 MW y su promotor es la multinacional española Aldesa, que opera en nueve países distintos. Centrada en el sector de la construcción, mira a la región para desarrollar a corto plazo proyectos de energía 'verde' a través de su sociedad filial de renovables. Aldesa invertirá unos 40 millones entre las dos plantas planeadas en esos dos municipios de la mancomunidad Zafra-Río Bodión.

Como ya avanzó HOY, Aldesa ha cambiado sus planes en Burguillos lo mismo que hizo antes en Fuente del Maestre. En esas dos localidades tenía previsto desarrollar dos proyectos renovables, sí, pero eran parques eólicos, no fotovoltaicos. La empresa ha desechado la opción de instalar allí aerogeneradores y se ha sumado a la ola que empuja a la tramitación y ejecución de plantas fotovoltaicas, con Extremadura como gran referente en España.

En Fuente del Maestre construirá la fotovoltaica entre las sierras de Cabrera y de San Jorge, no muy lejos donde en su día se ideó el abortado proyecto de la refinería Balboa. Está lindando con el término de Los Santos de Maimona. Ocupará 55,2 hectáreas para instalar 71.640 paneles fotovoltaicos, algo menor de lo planteado inicialmente para ajustarse a las medidas correctoras vinculadas a la DIA positiva que se le ha concedido. La inversión es algo inferior a los 20 millones.

Mientras, en Burguillos se ubicará en el paraje de El Encinar, cerca de la carretera de Salvatierra de los Barros. Se desarrollará en 53,19 hectáreas e igualmente contará con 71.640 paneles solares. El presupuesto está por debajo de los 20 millones de inversión. Aldesa asegura que durante la fase de construcción de las dos plantas se generarán «varias decenas de empleos» que no cuantifica. Tampoco concreta el número de trabajadores necesarios una vez que las instalaciones estén construídas. En todo caso, resalta la cualidad que tienen las plantas para crear trabajo y el importante volumen de ingresos que, vía cobro de impuestos, recibirán los dos ayuntamientos extremeños. La previsión es que las dos fotovoltaicas estén terminadas antes de un año.

El grupo Aldesa explota en España parques eólicos y plantas fotovoltaicas que suman una potencia de 273 megavatios. En México y en Perú disponen de 380 megavatios en diferentes proyectos entre ambos tipos de energías renovables.