El Ejecutivo de Vara llevará de nuevo al Gobierno a los tribunales por el cava

El director general de la PAC, Javier Gonzalo, ayer, con representantes del sector vitivinícola. :: brígido/
El director general de la PAC, Javier Gonzalo, ayer, con representantes del sector vitivinícola. :: brígido

La Junta alegará por segunda vez contra la propuesta de Agricultura y recuerda que se puede crecer entre 700 y 900 hectáreas al año

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Guillermo Fernández Vara llevó al Gobierno de Mariano Rajoy a los tribunales por frenar el crecimiento del cava y hará lo mismo contra el Gabinete de Pedro Sánchez si, como todo parece indicar, el Ministerio de Agricultura no modifica su propuesta sobre lo que se puede plantar en 2019. «No vamos a ceder un milímetro frente a los intereses de la región. Vamos a hacer ahora exactamente lo mismo que hace un año, nos da igual el partido que gobierne en Madrid», advirtió ayer la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García Bernal. La Junta esperará a que la propuesta de Agricultura se convierta en definitiva cuando se publique en el Boletín Oficial del Estado. Será en dos semanas. Si entonces no hay cambios sobre lo conocido, el Ejecutivo de Vara iniciará otra vez la batalla judicial en defensa del cava extremeño.

Más información

El Gobierno regional convocó ayer a bodegueros, agricultores y representantes de las organizaciones agrarias para explicarles el camino que va a iniciar. Indicó que alberga una mínima esperanza de que el Ministerio de Agricultura que dirige Luis Planas rectifique y no ponga límites al número de hectáreas que se podrán cultivar para producir vino espumoso con destino a la denominación de origen. Por este motivo va a volver a alegar por segunda vez en un mes contra esa restricción.

La primera vez que lo hizo fue en noviembre, contra la petición del consejo regulador al Gobierno de que no se autorizara ni una sola hectárea más para espumoso no solo para 2019 sino para tres años.

La Comunidad de Labradores indica que «hemos demostrado un gran potencial y calidad»

«Vamos a hacer lo mismo que cuando gobernaba el PP. No vamos a ceder un milímetro», dice Bernal

La postura del Ejecutivo central, como explicó ayer HOY, es congelar los derechos para nuevas plantaciones y pasar de un máximo de 57,4 hectáreas a 377 para nueva superficie gracias a las autorizaciones para replantaciones. «Hay un avance objetivo respecto al último año, sí, pero la Junta no está satisfecha. No puede estarlo. No hay motivos para que no se nos permita seguir creciendo», ratificó la consejera.

Otro criterio de reparto

Bernal insistió en que hay un informe «independiente y objetivo de la Universidad de Extremadura en el que se dice que podemos crecer entre 700 y 900 hectáreas al año porque no hay riesgo de devaluación del mercado. Y como es así no podemos estar satisfechos de la propuesta de resolución y pelearemos en los tribunales si no se permite crecer en mayor medida a nuestro cava».

Además, la Junta subraya que no es aceptable el sistema decidido por Agricultura sobre el reparto de las hectáreas a través de replantaciones. El único criterio es adjudicar esas nuevas hectáreas por simple orden de llegada de las solicitudes. «Se deben entrar a valorar las solicitudes en función de si el agricultor es joven, de la inversión de su proyecto.... Como se hace a la hora de los derechos de reconversión en general de viñedos», agregó García.

El Ejecutivo autonómico está «decepcionado» con la decisión del Ministerio, que por segundo año seguido pone obstáculos al crecimiento sin trabas de la superficie con destino a vino espumoso. A cierre de 2017, en Almendralejo había 1.350 hectáreas dentro de la DO Cava aunque buena parte de ellas todavía no están en producción.

La Delegación del Gobierno, partidos políticos y la Comunidad de Labradores de Almendralejo se manifestaron ayer sobre la propuesta de resolución de Agricultura.

Almendralejo solo presentó solicitudes para 13,18 hectáreas

La limitación impuesta el año pasado por el Gobierno del PP hizo que Extremadura viese frenada, por primera vez en 17 años, su apuesta por más hectáreas con destino a la denominación de origen Cava. Como ha informado HOY, la superficie para espumoso en Almendralejo ha ido creciendo no a través de las autorizaciones para nuevas plantaciones sino gracias a los permisos para replantaciones y de reconversión de derechos de viñedos ya plantados. El Ejecutivo de Rajoy bloqueó en 2017 las dos opciones por primera vez en la historia. Esto hizo que la línea de replantaciones y reconversión apenas fue utilizada por agricultores almendralejenses. Según los datos del consejo regulador de la DO Cava, solo se registraron solicitudes que contemplaban 13,18 nuevas hectáreas para cava en Extremadura. Esto ha provocado que en 2018 la superficie regional para espumoso se haya estancado.

Así, la delegada del Gobierno, Yolanda García Seco, valoró que se multiplica casi por siete la superficie destinada a la replantación de viñedos con destino a cava, «la modalidad que más beneficia a los viticultores extremeños». Más del 95% de las plantaciones que se hacen Extremadura son por replantación, destacó. Plantaciones que se usan de viñedos que se han arrancado, o se destinaban a otras variedades y se pueden replantar para cava.

«Aunque es cierto que lo que se ha venido pidiendo era la liberalización total, el Ministerio tiene la obligación de escuchar a la DO que quería que el crecimiento fuese de cero hectáreas. De cero a 377 hectáreas es 6,5 veces más de lo que se aprobó el año pasado por este sistema», incidió García Seco.

Desde el PP regional, José Antonio Monago, lamentó que no se permita crecer al sector del cava «para no molestar a Cataluña». A su juicio, «no cabe en cabeza humana que teniendo la capacidad de crecimiento no podamos crecer» y consideró que «todos tenemos derecho a desarrollarnos y no todos tenemos puertos o grandes industrias». Monago criticó que Extremadura sea «rehén de la política» y que sea el lobby catalán el que controle el cava.

Desde Podemos, la diputada Irene de Miguel, señaló que la limitación del cava atiende únicamente a criterios políticos y no a técnicos. «Sería una noticia terrible para el sector que está haciendo un cava de altísima calidad en nuestra región». De Miguel dijo que Agricultura tiene que decidir «si prefiere trabajar por mejorar las marcas de calidad o si lo que quiere es contentar a ciertos territorios y productores».

Desde Ciudadanos, su portavoz, Cayetano Polo, expresó que la región necesita un Gobierno «fuerte y valiente que sea capaz de defender los intereses de los extremeños y no a palmeros de sus partidos en Madrid que guardan silencio». Polo acusó a PP y a PSOE de «bloquear el crecimiento del cava extremeño».

Por último, la Comunidad de Labradores y Ganaderos de Almendralejo ve una ofensa la propuesta de Agricultura. Esta organización, asociada a Apag, apunta a que «ya se han dado argumentos suficientes que demuestran la poca solidez de la propuesta del Ministerio». «Es una burla clara a la libertad de crecimiento ya que hemos demostrado tener un gran potencial con un producto de la máxima calidad y competitivo».