Investigadores de la UEx logran que los higos aguanten hasta 21 días frescos

Investigadores de la UEx logran que los higos aguanten hasta 21 días frescos

Los científicos han usado en su estudio el 1-MCP, una molécula análoga al compuesto químico que genera la maduración del fruto

REDACCIÓN

Un grupo de investigadores universitarios extremeños ha desarrollado la aplicación de una nueva técnica de conservación que aumenta la vida útil del higo hasta 21 días sin alterar la apariencia ni el sabor de la fruta.

Un proyecto que permite extender el tiempo de almacenamiento de la fruta a través de la tecnología postcosecha, así como «beneficiar directamente a la industria y al consumidor», según informó ayer la Universidad de Extremadura (UEx) en nota de prensa.

La iniciativa ha sido impulsada por investigadores del Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (Intaex-Cicytex), en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación en Recursos Agrarios (Inura) de la Universidad de Extremadura.

De esta forma, uno de los investigadores del proyecto, Manuel Serradilla, explicó que el higo es una fruta que tiene capacidad de madurar fuera del árbol y por ello es «necesario buscar alternativas» que permitan retrasar esa maduración para que el producto dure más, señaló.

En este sentido, Serradilla destacó que la tecnología utilizada en el proyecto se ha basado en el uso del 1-MCP, una molécula análoga al compuesto químico que genera la maduración del higo, con el fin de «bloquear» los receptores del etileno y de esta forma, parar la maduración.

Así, para el desarrollo del proceso se ha requerido el tratamiento de la fruta en cámaras mediante la aplicación volátil de esta molécula consiguiendo que los higos llegasen a madurar hasta 21 días «sin que se altere el sabor ni la apariencia de la fruta», afirmó Serradilla.

Asimismo, el investigador puntualizó que este proceso «no reduce el dulzor» del higo ya que la técnica no altera las características del producto, al tiempo que destacó que esta medida «es totalmente viable y ya se realiza en otras frutas como la ciruela», señaló.

Producción

Por otro lado, cabe señalar que la región extremeña produce 8.272 toneladas anuales de higo, lo cual supone casi el 29 por ciento del total de la producción española y cuenta con 5.220 hectáreas de higueras, repartidas de forma uniforme en las provincias de Cáceres y Badajoz.

No obstante, la «vida útil» de esta fruta una vez cosechada es «extremadamente corta», debido a alteraciones fisiológicas como el ablandamiento o alteraciones microbiológicas como la endosepsis o expulsión del líquido almibarado a través del ostiolo, lo cual «influye negativamente en la comercialización de la misma», informó la UEx.

Temas

Uex

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos