La DGT intensifica la vigilancia de furgonetas en Extremadura

La DGT intensifica la vigilancia de furgonetas en Extremadura

La Guardia Civil inicia una campaña, con especial atención a las condiciones de seguridad, desde este lunes 23 de julio y se extenderá hasta el próximo viernes

EUROPA PRESS

Unos 400 efectivos de la Guardia Civil de Tráfico se dedicarán a realizar controles de furgonetas en las carreteras extremeñas dentro de una campaña especial que la Dirección General de Tráfico (DGT) iniciará el próximo lunes, día 23.

La campaña, con especial atención a las condiciones de seguridad, se extenderá hasta el próximo viernes, 27 de julio, y abarcará todo tipo de vías y carreteras de la comunidad autónoma. Se estima que cerca de 500 furgonetas serán controladas cuando circulen por carreteras extremeñas.

Se realizarán inspecciones sobre los vehículos (autorizaciones y documentos, condiciones técnicas, elementos de seguridad, etcétera) y sobre los conductores (permiso de conducción, tiempos de conducción, descansos y alcohol).

Para la realización de la campaña se utilizará el máximo número de medios humanos y materiales disponibles. En el caso de la región extremeña, unos 400 efectivos de la Guardia Civil de Tráfico se dedicarán a estos controles, informa en nota de prensa la Delegación del Gobierno en Extremadura.

En febrero de este mismo año, 2018, se realizó otra campaña especial de control de este tipo de vehículos. En esa campaña fueron controladas 417 furgonetas y se pusieron un total de 79 denuncias a 74 conductores; lo que significa que en torno a un 18 por ciento de los conductores de furgonetas incumplieron alguna norma del código de circulación.

El 40 por ciento de estas denuncias (32), estuvieron vinculadas a procedimientos administrativos, como la ausencia de seguro, incumplimiento de la ITV, o deficiencias en la documentación del conductor, del vehículo o de la carga.

Un 19 por ciento de las denuncias (15) han sido por infracciones directamente vinculadas con conductas de riesgo para la seguridad, como el exceso de velocidad, el consumo de alcohol y drogas o no hacer uso del cinturón de seguridad.

Seis denuncias, un 7 por ciento, tuvieron que ver con la carga transportada, bien por exceso de peso o por una mala disposición de la misma en el vehículo. El resto de denuncias fueron muy diversas y sobre otras disposiciones del código de circulación.

Fallecidos

Por otra parte, durante 2017 se produjeron nueve accidentes con víctimas mortales en la comunidad en los estuvieron implicadas las furgonetas. En estos accidentes se produjeron nueve muertos (dos conductores de furgonetas, tres pasajeros de las furgonetas y cuatro conductores o pasajeros de otros vehículos implicados).

La conducción de una furgoneta no es igual que la de un turismo porque el comportamiento dinámico es diferente, sobre todo si va cargada. Además, la sujeción de la carga es «vital» y «cualquier desplazamiento de la misma incide sobre la estabilidad del vehículo por desplazamiento del centro de gravedad», señala la Delegación del Gobierno.

Entre este tipo de vehículos, es «más alta» la incidencia de salidas de la vía y vuelcos que puede explicarse por la «excesiva o mala colocación de la carga». El riesgo en la conducción de furgonetas es «mayor» que en turismos, debido a la carga que transportan y a un «menor» equipamiento de seguridad activa y pasiva.

Además, la «sensación de seguridad» que experimenta el conductor por el mayor tamaño del vehículo, la «menor» velocidad y la «elevación» de la cabina hace que el número de distracciones sea «mayor» y el uso del cinturón de seguridad «menor».

Igualmente, existe un «mayor riesgo» para los ocupantes de otros vehículos y peatones, «especialmente» en zona urbana.

 

Fotos

Vídeos