La inspección laboral desvela 73 contratos fraudulentos en Tenorio

Un vehículo de Ambulancias Tenorio prestando servicio. /HOY
Un vehículo de Ambulancias Tenorio prestando servicio. / HOY

Una denuncia del sindicato USO permitió apreciar que se recurre de forma indebida a la contratación en prácticas

Juan Soriano
JUAN SORIANO

La inspección laboral ha formulado acta de infracción contra Ambulancias Tenorio, adjudicataria del servicio de transporte sanitario en Extremadura, tras apreciar 73 contratos en prácticas suscritos de forma fraudulenta.

Tras una denuncia presentada por el sindicato USO, en un examen inicial de la composición de la plantilla de la empresa se comprobó que aproximadamente el 10% está formada por trabajadores con contrato de trabajo en prácticas, lo que en principio se consideró excesivo.

Más información

Por ese motivo, en febrero de este año se pidió a la empresa la documentación relativa a este tipo de contratos correspondientes a 14 empleados. Según recoge el informe del inspector de trabajo, después de un análisis inicial se apreciaron indicios de fraude y que los trabajadores dados de alta en Cáceres durante el año 2018 habían prestado servicios en la provincia de Badajoz, previa o simultáneamente.

El siguiente paso fue una visita a finales de marzo a la sede de la empresa en Mérida, en la que se informa de la extensión de la actuación inspectora a toda la plantilla de Extremadura. En consecuencia, se hizo un nuevo requerimiento de aportación de documentación a la empresa para incluir a todos sus trabajadores en la región. Esa información se aportó en abril.

El informe de inspección concluye que hay 73 casos de trabajadores conductores con la modalidad de contrato de trabajo en prácticas. Según indica USO, estaban contratados como técnicos de emergencia sanitaria, lo que permite este tipo de relación, pero en realidad no cuentan con esa calificación.

El informe añade que en estos casos bien han desempeñado puestos de trabajo que no permitían la obtención de la práctica profesional adecuada al nivel de formación cursado o bien se ha prescindido de su experiencia profesional, conocida por la empresa en todos los casos, para su contratación o para determinar la duración de la contratación. El objetivo era «abonarles como contraprestación de su trabajo un salario, en todos los conceptos empleados para su determinación, notoriamente inferior al que tenían derecho a percibir y que de hecho percibe un conductor ordinario».

Para el inspector de trabajo, se ha empleado de forma fraudulenta la citada modalidad contractual, lo que supone una vulneración del Estatuto de los Trabajadores, en cuestiones como la duración máxima permitida para los contratos de prácticas y la prohibición de reiteración de contratación en la misma o distinta empresa por más de dos años.

La inspección añade que se ha tratado de eludir el convenio colectivo para transporte sanitario en Extremadura al pagar menos de lo debido, lo que implica por tanto un pago inferior de lo que corresponde a la Seguridad Social en concepto de cotización laboral.

Por todo ello, se practicó un acta de infracción con estimación de perjuicio económico causado a los trabajadores y actas en materia de Seguridad Social coordinadas con actas de liquidación por las cuotas no ingresadas. USO señala que aún no conoce el importe de las sanciones.

Vacaciones

Además de este asunto, y ante otra denuncia del sindicato, la inspección laboral ha concluido otra actuación sobre vacaciones, tiempos de trabajo y descansos en 2018.

La inspección aprecia un «general incumplimiento» del convenio colectivo en cuestiones como los descansos y los periodos de vacaciones recogidos en los calendarios, que «no son ciertos al menos respecto de más de 300 trabajadores», un 30% de la plantilla. Por todo ello, se aprecia una infracción laboral grave.