Inmaculada Bonilla será directora general de Administración Local

Inmaculada Bonilla. :: hoy/
Inmaculada Bonilla. :: hoy

J. S.

MÉRIDA. Nuevos cargos para el Ejecutivo autonómico. El Consejo de Gobierno de la Junta acordó ayer proponer a Inmaculada Bonilla como directora general de Administración Local y a José Manuel Vargas como director general de Tecnologías de la Información y la Comunicación. Para ser nombrados deberán comparecer en la Asamblea.

Licenciada en Derecho, Bonilla fue alcaldesa de Táliga de 2003 a 2015 y vicepresidenta de la Diputación de Badajoz entre 2007 y 2011. En la pasada legislatura fue directora del Ente público de servicios educativos complementarios (Epesec), pero fue cesada por una resolución judicial. Asumirá una dirección general que gana en importancia al pasar a depender directamente de Presidencia. Entre otras cuestiones, deberá desarrollar la Ley de Garantía de la Autonomía Municipal.

José Manuel Vargas es ingeniero técnico informático con experiencia en la empresa privada en firmas como Indra y Deloitte. Asumirá la gestión de las infraestructuras que soporten los servicios y las comunicaciones corporativas de la Junta de Extremadura.

Susana Cortés se hace cargo de Feval y la atleta Sonia Bejarano estará en la Fundación Jóvenes y Deporte

Por otro lado, el Consejo de Gobierno propuso nombrar a la atleta Sonia Bejarano como directora gerente de la Fundación Jóvenes y Deporte. A su dilatada carrera deportiva se une un grado en Ciencias Ambientales, entre otras cuestiones.

El Gobierno regional acordó ayer el nombramiento de Pablo García como director general de Agenda Digital, Sara Durán como directora general del Instituto de la Juventud de Extremadura, Susana Cortés como directora general de Feval y María Isabel Vergara como nueva directora general de Vivienda.

Junto a esto, también autorizó la convocatoria de ayudas a la implantación de sistemas de riego que promuevan el uso eficiente del agua y la energía en explotaciones agrarias con una dotación de cuatro millones de euros.

También dio luz verde a la contratación, por parte del SES, del suministro de medicamentos para los tratamientos hospitalarios de pacientes con hemofilia A y que contienen sustancias necesarias para la coagulación y para disminuir los episodios de hemorragias. La inversión asciende a 3,6 millones de euros.