El Infoex necesita más recursos para igualar a otras regiones, según CCOO

Trabajadores del Plan Infoex en una extinción de un incendio./Hoy
Trabajadores del Plan Infoex en una extinción de un incendio. / Hoy

Un informe indica que tiene 17 trabajadores por cada 100.000 hectáreas arboladas cuando la media nacional se situó en 59 el pasado año

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

«Extremadura tiene recursos en la lucha contra el fuego que son muchos menores de lo que presentan otras comunidades autónomas parecidas». Es la conclusión de Mariano Sanz, responsable del sector confederal de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO. El sindicato ha elaborado, con números referidos a 2018, un catálogo sobre los medios, tanto humanos como de maquinaria, con los que contaban las regiones a lo largo del pasado año en la época de peligro alto de incendios. De ahí se desprende que la Junta debería destinar más efectivos a la vez que alargar los contratos de los trabajadores del Plan Infoex «porque el peligro no llega solo en época de riesgo alto de incendio».

Sanz puntualiza que ese catálogo es «una fotografía de la gente que está activa» en cada una de las regiones analizadas en caso de que surja un incendio y pueda actuar. No contabiliza a mandos, técnicos de los centros de mando y puestos avanzados, vigilantes, escuchas, integrantes de los grupos logísticos, pilotos, mecánicos, medios aéreos de coordinación...

Tampoco a bomberos que, aunque contratados, hubieran finalizado su jornada laboral. Según estas premisas, el año pasado Extremadura dispuso de una plantilla de 486 trabajadores, así como de 43 camiones autobomba, 10 helicópteros, 2 aeronaves de ala fija y 3 retenes de maquinaria. Todo para atender una superficie forestal de 2,7 millones de hectáreas y una superficie forestal arbolada de 1,8 millones.

Son datos que difieren sensiblemente de la información que ofreció el Gobierno regional el año pasado de los efectivos disponibles del Infoex, 938 en total, para un periodo comprendido entre el 1 de junio y el 15 de octubre.

«Es un tema bastante complejo y es cierto que hay que tener en cuenta otra serie de factores con los que se podía haber elaborado el catálogo. En todo caso se ha hecho igual en el conjunto de las comunidades autónomas y, a nuestro juicio, de él se pueden extraer unas conclusiones», relata el dirigente de CC OO.

Del catálogo de Comisiones Obreras se desprende que por cada 100.000 hectáreas forestales en la región había 17,8 personas dispuestas a combatir el fuego, cuando la media nacional fue de 59. También había un 1,5 camiones autobomba frente a la media nacional de 6,9 o 1,5 retenes de maquinaria frente a los 4,2 de promedio nacional.

El sindicato elabora también una ratio de superficie por persona trabajando en ella. En el caso concreto de superficie forestal esa ratio extremeña indica que un trabajador debía abarcar 5.607 hectáreas el año pasado, frente a las 3.500 de un aragonés o 1.300 de un murciano. La ratio nacional se quedó en 2.500 hectáreas por trabajador.

El estudio elaborado por el sindicato no incluye datos de cinco comunidades autónomas que no aportaron información.

Su secretario confederal de Medio Ambiente, más allá de indicar genéricamente que el Infoex debe tener más recursos, reconoce que «no me atrevería hacer una valoración de cómo está realmente cada comunidad» hasta poder analizar con más exhaustividad todos sus planes.

Sanz incide, no obstante, en que el catálogo pretende poner de manifiesto la necesidad de que las comunidades autónomas «impulsen un trabajo sostenido de labores silvícolas no ya en las masas de bosque más evidentes sino en las de matorral, mucho más abandonadas».

En ese sentido reclama «abrir un debate para lograr hacer modelos más homogéneos» de lucha contra el fuego. Y en clave laboral demanda que los contratos superen la duración «habitual» de cuatro meses y medio. «Es necesario hacer contratos más largos porque cada vez es más habitual encontrar, por ejemplo, fuegos en febrero y son necesarias más labores de limpieza foresta en más zonas», finaliza.

La Junta no reconoce los datos y subraya el valor del servicio

La Junta no ve acertados los criterios usados por CCOO en su catálogo. La Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural no reconoce los datos de ese informe «ya que la política de extinción de incendios no se mide en rankings, por número de medios ni por cantidad personal, debido a las distintas orografías de las comunidades autónomas», explica en una respuesta a HOY. También halla errores de contabilización de agentes del medio natural y de más tipo de personal. Desde la Administración regional se subraya que el Plan Infoex sigue siendo «una de las unidades de extinción de incendios más importantes a nivel nacional e internacional», a la vez que se incide en el esfuerzo para mejorarlo que se viene realizando cada año.