Los impulsores del gran matadero de ibérico prevén iniciar las obras a comienzos de 2019

Matadero de Señorío de Montanera, una de las empresas impulsoras del proyecto, en Salvaleón. ::/BRÍGIDO
Matadero de Señorío de Montanera, una de las empresas impulsoras del proyecto, en Salvaleón. :: / BRÍGIDO

Con la confirmación de Campofrío como nuevo socio, los promotores buscan cerrar aspectos técnicos del proyecto para iniciar su tramitación

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Primer trimestre del próximo año. Ese es el plazo posible que manejan los promotores del gran matadero de ibérico en Extremadura para que se puedan iniciar las obras. La instalación, capaz de sacrificar entre 300.000 y 400.000 cochinos al año, aún no ha iniciado su tramitación administrativa pendiente de cerrar aspectos técnicos. Con el polígono industrial de Alconera como lugar prácticamente definido para su ubicación, las industrias que impulsan el matadero recibieron ayer ante notario como nuevo socio a la multinacional Campofrío, que se incorpora al proyecto alimentario, como adelantó HOY el jueves.

Complejo del Ibérico de Extremadura (Cibex), la sociedad constituida por Ibercom, Señorío de Montanera, Montesano, Estirpe Negra, Industrias Cárnicas Villar, Grupo Alejandro Miguel y ahora Campofrío para el matadero, sigue cumpliendo etapas para registrar cuanto antes el proyecto ante las administraciones y contar los permisos.

Noticias relacionadas

«Vamos superando requisitos. No está siendo fácil», resume Francisco Espárrago, presidente de Señorío. «Es un proyecto de cierta complejidad y los procedimientos son los que son aunque nos gustaría avanzar más rápido», añade José Ignacio Moríñigo, gerente de Ibercom.

Entre los requisitos técnicos para el matadero se requiere una parcela industrial de al menos 50.000 metros cuadrados. La edificación aproximada oscilará entre 13.000 y 15.000 m2 mientras la superficie a urbanizar alcanza los 20.000 m2. Se necesita gas natural para un consumo aproximado de 7.000 kilovatios; 750 metros cúbicos garantizados de agua al día y una depuradora para 750 metros cúbicos/día de vertidos.

En marcha en 2020

Los promotores siguen pensando que en el primer trimestre del nuevo año, o a más tardar en el primer semestre se puede iniciar su construcción. Como la duración de los trabajos es de doce meses, el matadero estaría funcionando en 2020.

La entrada de Campofrío (con su sociedad Carnes Selectas 2000) es un espaldarazo más. El gigante alimentario entra en el capital social de Cibex con la misma participación que el resto de sus socios. Complejo del Ibérico inició su andadura con un capital social de 225.000 euros pero llegará a los 5.250.000 cuando sus impulsores desembolsen el total de las aportaciones estipuladas.

Campofrío indicó en nota de prensa que ha reforzado su presencia en la industria de productos ibéricos bajo la marca Campofrío Frescos Ibérico. Como muestra de su apuesta por este sector, recalcó que participa en la sociedad que construirá el gran matadero. Una instalación, enfatizó, con las homologaciones para poder exportar productos «a los principales países de este mercado como son EE UU, México, China o Japón».

Javier Dueñas, director general de Campofrío Frescos, afirmó que «trabajamos para dar respuesta a las necesidades de clientes y consumidores. Por este motivo hemos reforzado nuestra estructura en el sector del ibérico, sector clave de crecimiento». La participación en el proyecto del matadero extremeño, «además de fortalecer nuestra presencia en el ibérico, forma parte de nuestros planes de integración y control integral de la cadena de suministro».

Sobre este tema, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, destacó ayer que «ya nadie duda» de que se va a crear un gran matadero de ibérico y precisó que ahora lo que se plantea es cuántos socios va a tener. La empresa pública Avante será el octavo socio.

Fernández Vara abogó por trabajar con discreción tanto en esta como en otras iniciativas industriales planteadas en la región. «Estoy trabajando en muchos proyectos y no los voy a decir hasta que estén definidos y se puedan presentar porque luego, si alguna no sale, te dicen que es que levantas falsas expectativas», dijo.

El presidente extremeño reconoció que el proyecto del matadero presentaba inicialmente una «serie de obstáculos» y especificó que la Junta trabaja «muy de la mano, pero también con mucha discreción», con sus promotores para ir salvándolos. «Si empresas tan grandes como las que se está hablando –en referencia a Campofrío– quieren entrar en el proyecto es porque es viable y atractivo y eso es lo que a mí más me interesa», finalizó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos