TAL DÍA COMO HOY | 17 AGOSTO

Un toro mata a un guardia civil que estaba de permiso en Cañaveral

Un toro mata a un guardia civil que estaba de permiso en Cañaveral

Este fatal suceso arruinó las fiestas agosteñas del municipio cacereño en 1992. El fallecido, destinado en Irún, acudía cada año a visitar a sus familiares

ALBA BARANDABADAJOZ.

540 kilos. Era lo que pesaba el toro que corneó a José Luis Valiente Díaz. Este suceso, que acabó en muerte, fue portada en el diario HOY el 17 de agosto de 1992, una fecha en la que la mayoría de las localidades extremeñas se encuentran inmersas en fiestas, en las que suele ser habitual la suelta de vaquillas.

Este caso ocurrió en la plaza de la localidad cacereña de Cañaveral. Valiente, que según indica la noticia, era sargento de la Guardia Civil destinado en Irún, intentó clavar al animal una puya pero tropezó y cayó. El toro aprovechó este desliz para empitonarlo y lanzarlo contra las tablas.

El guardia civil recibió dos cornadas en un muslo y un fuerte golpe en la cabeza. En las páginas interiores del periódico se explica que fue atendido de urgencia por los médicos que había en la plaza. Minutos más tarde fue trasladado por una ambulancia de la Cruz Roja hasta el hospital San Pedro de Alcántara, en Cáceres. En el camino falleció. Tenía 38 años y tres hijos.

Intentó clavar una puya pero tropezó y se cayó, desliz que aprovechó el animalEl sargento recibió dos cornadas y un fuerte golpe en la cabezaJosé Luis, de 38 años, falleció en la ambulancia y dejó viuda y tres hijos

La defunción de Valiente llenó de tristeza al municipio, ya que el fallecido aprovechaba sus vacaciones para visitar religiosamente cada año a sus familiares de Cañaveral.

Pero este no fue el único siniestro que tuvo lugar en esa misma fecha en la provincia cacereña, ya que tres jóvenes, según informa la misma pieza, se encontraban ingresados en el hospital San Pedro de Alcántara con heridas producidas también por asta de toro.

El último en ser ingresado fue Victoriano Hernández, natural de Garrovillas. Fue corneado en Navas del Madroño. «El joven fue herido en una pierna sobre las 19.30 horas de la tarde del sábado 15 de agosto de 1992, en la plaza portátil que se instala cada año en la plaza del ayuntamiento de este pueblo cacereño, que ayer mismo daba por finalizadas sus tradicionales y bulliciosas fiestas de agosto», expresó el redactor.

En el mismo centro sanitario se recuperaba también José Manuel Soria, un hombre sevillano de 23 años. Fue herido el 11 de agosto en Torrejoncillo. Según explicó a este periódico la madre del joven, «el herido evoluciona favorablemente, al igual que otro joven, Francisco Javier, cogido en Montánchez el pasado domingo también en un festejo de vaquillas».

Otros asuntos

La portada de este día 27 años atrás solo tenía una fotografía y estaba dedicada a un conflicto internacional. En la imagen aparece una sala de hospital con enfermos hacinados. El comentario de la foto, realizada por la agencia Reuters, informa que la imagen está tomada un centro médico en Sarajevo. En un primer plano se aprecia cómo una madre herida comparte los escasos centímetros del lecho del hospital Kosovo con su hijo, también con lesiones.

«Ni siquiera el hospital se libra de la guerra y todos los días es atacado con morteros», indica el texto. Mientras, la comunidad internacional dudaba si utilizar la fuerza para detener los ataques de Serbia. El Pentágono quería usar armas no letales, dirigidas a destruir infraestructuras y edificios implicados en la contienda. Sin embargo, el ministro español por aquel entonces, Javier Solana, se inclinaba por agotar el diálogo antes de embarcarse en una aventura militar.

No fue la única noticia bélica que apareció en portada, ya que en la parte inferior de la misma se contó que la prensa estadounidense, concretamente el periódico The New York Times, afirmaba que George Bush, el presidente norteamericano en el 92, quería abrir un enfrentamiento directo con Irak. El objetivo no era otro que conseguir que el país árabe permitiese la colocación de sus instalaciones militares. Bush tenía un plan que incluía bombardeos aéreos.

Sucesos

El día anterior a la publicación de esta página fue domingo, día de desplazamientos. Además, al ser un 16 de agosto, las carreteras extremeñas recibieron más vehículos que de costumbre, debido a la vuelta de las vacaciones. Por desgracia, este aumento se vio reflejado en accidentes de tráfico con fatal desenlace, ya que murieron tres personas.

El primero de estos sucesos se produjo en el término municipal de Torrecilla de los Ángeles, en la provincia de Cáceres. El conductor de un turismo perdió la vida al colisionar frontalmente contra un árbol. El otro accidente tuvo lugar en el municipio pacense de Santa Marta de los Barros. El conductor de una motocicleta y una joven que llevaba de paquete murieron al chocar contra un automóvil. En España, según cuenta la noticia, ese mismo fin de semana fallecieron 46 personas.

Por otro lado, también el 17 de agosto de 1992 se contó que un incendio originado seis días antes en el término municipal de Perales del Puerto había sido controlado. Las llamas arrasaron 700 hectáreas de monte bajo y pastizales, además de bosques de alcornoques, robles y encinas cercanos a la cacereña Sierra de Gata, según la información.

«En las tareas de extinción del fuego participaron dos hidroaviones, uno de ellos procedente de la base aérea de Talavera la Real y otro del acuartelamiento de Matacán, en Salamanca, además de efectivos del Servicio de Ordenación Forestal y de los parques de bomberos de Coria y Gata», escribió el periodista de este diario.

Además, cuenta que la extinción presentó algunos problemas debido a la difícil orografía de la zona y a las altas temperaturas. El viento tampoco colaboró.