Antes de 72 horas y que no se use de forma habitual

Actualmente lo más habitual es tomar un único comprimido de 1.500 microgramos que se debe ingerir lo antes posible siempre dentro de las 72 horas posteriores después de una relación coital desprotegida. Según refleja un informe de la Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), es el método que presenta una mayor seguridad, eficacia y tolerancia respecto a otras pautas utilizadas con anterioridad como anticonceptivo de urgencia, pero no es adecuado su uso como método anticonceptivo habitual. La FPFE añade que la Organización Mundial de la Salud la define como «un recurso fundamental paramejorar la salud reproductiva y establece que es un método seguro, eficaz e inocuo para la salud de la mujer».