La Guardia Civil celebra el 30 aniversario de la incorporación de la mujer al cuerpo

La Guardia Civil celebra el 30 aniversario de la incorporación de la mujer al cuerpo

En Extremadura hay 136 mujeres guardias, entre ellas la comandante María Jesús Pascual, la única que ha dirigido una comandancia

EFE / S. LORENZO BADAJOZ.

Las principales ciudades extremeñas acogieron ayer actos institucionales con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, una celebración que ha estado marcada este año por el 30 aniversario de la incorporación de la mujer a este cuerpo, que en Extremadura cuenta con 136 mujeres en activo.

En dichos actos castrenses -el de Badajoz presidido por la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco-, tuvo lugar la imposición de condecoraciones a miembros del cuerpo y menciones honoríficas a personal ajeno por su colaboración. También se rindió homenaje a los que dieron su vida por España y se celebraron desfiles.

Más información

En su alocución, la delegada del gobierno agradeció el trabajo realizado por los hombres y mujeres de la Guardia Civil, que es un «ejemplo de compromiso, lealtad, coraje, eficacia, profesionalidad y humanidad», y que hace que sea año tras año el colectivo más valorado.

García Seco hizo un especial reconocimiento a todas las mujeres que forman parte de la Guardia Civil, que a día de hoy cuenta en Extremadura con 136 mujeres guardias civiles, por su «trabajo y lo que representan para una sociedad moderna e igualitaria».

Yolanda García Seco valoró que gracias a la labor de los cuerpos policiales Extremadura continúa siendo la región más segura de España, con 24 delitos por cada mil habitantes cuando a nivel nacional son 40.

Además, señaló que de la Guardia Civil depende la seguridad de 640.000 habitantes de las zonas rurales, donde el índice de delincuencia se sitúa en 11,5 delitos por cada mil habitantes. «Pero la labor de la Guardia Civil no sólo hay que medirla por la resolución de los delitos, que también es excelente y que se sitúa por encima del 50%, sino que el gran mérito de este cuerpo es el de los delitos que no se cometen», resaltó.

La delegada aludió a sus distintas responsabilidades en cuanto a la prevención de robos en explotaciones agrícolas, en la lucha contra el contrabando de tabaco, en el auxilio y prevención de accidentes de tráfico o en la protección de la naturaleza y la persecución de los pirómanos, entre otros. También incidió en la lucha contra los delitos de violencia de género, cuestión en la que ve necesaria la implantación de nuevos protocolos, y pidió a los guardias civiles que extremen su sensibilidad ante este tipo de delitos, así como con los de abusos a menores.

En el acto intervino también el general jefe de la 3ª Zona de la Guardia Civil en Extremadura, Francisco Espadas, que mostró sus condolencias por las víctimas de las inundaciones en Mallorca, y tuvo un recuerdo para las dos mujeres que siguen desaparecidas en la región, Manuela Chavero y Francisca Cadenas.

La delegada del Gobierno y el general Espadas hablaron de los «bajos niveles de delincuencia en la región»

Espadas remarcó que Extremadura sigue siendo la región más segura de España con una tasa de criminalidad 11,45 delitos por cada 1.000 habitantes, casi la mitad de la media nacional, que se sitúa en 21,85, al igual que también han disminuido las infracciones penales un 1,72%. Asimismo, ha aumentado la de esclarecimiento de delitos hasta casi el 48 por ciento, y han crecido el número de detenidos/investigados por delitos un 7,3 por ciento.

Espadas puso en valor también la reducción de las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas en un 14,44% y de los robos en viviendas un 11,21%.

En la Comandancia de Cáceres se condecoró a 13 miembros de la Guardia Civil por su destacada actuación en determinadas operaciones policiales: cuatro de ellos fue por su investigación de delitos relacionados con edificaciones ilegales en Plasencia y Malpartida de Plasencia, actuación en la que fueron detenidas e investigadas más de 40 personas; otros cuatro recibieron la cruz de plata por la desarticulación de una organización criminal dedicada a la falsificación y blanqueo de capitales, con cinco detenidos; otros dos agentes fueron premiados por la desarticulación de una organización criminal dedicada al robo de equipos informáticos en centros escolares en la provincia de Cáceres; y otros tres guardias por la investigación de delitos relacionados contra la fauna y maltrato animal, con ocho personas detenidas y la incautación de armas y 50 trofeos de caza.

El teniente coronel jefe de la Comandancia, Antonio Núñez Berrocal, destacó la importante labor de la Guardia Civil, que consigue que la provincia de Cáceres sea la más segura de toda España.

Al cumplirse los 30 años de la incorporación de la mujer en la Guardia Civil, señaló que en la provincia hay 43 mujeres guardia civiles, «y ojalá tuviéramos el doble o el triple». Se reconoció públicamente a diez de ellas. Una de esas diez es la comandante María Jesús Pascual Ruiz, que es la primera mujer en España que ha estado al mando de una comandancia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos