Guadalupe y Jerez mejorarán la accesibilidad de sus calles y a su patrimonio histórico

Imagen del centro histórico de Guadalupe./HOY
Imagen del centro histórico de Guadalupe. / HOY

En los próximos cuatro años se acometerán inversiones por importe de 1,7 millones de euros en Guadalupe y 1,4 en Jerez

EFE

Mejorar la accesibilidad de sus calles, muchas de ellas estrechas y empinadas, así como al patrimonio histórico artístico de la localidad cacereña de Guadalupe y el municipio pacense de Jerez de los Caballeros, es el objetivo de los planes que este lunes han sido presentados en Mérida para mejorar la vida de los vecinos y también la visita de los turistas.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha dado a conocer en rueda de prensa los planes de accesibilidad de estos dos municipios junto a sus alcaldes, Felipe Sánchez y Virginia Borrallo, respectivamente.

Son la «hoja de ruta» de las inversiones que en los próximos cuatro años se acometerán por importe de 1,7 millones de euros en Guadalupe y 1,4 en Jerez, ha señalado el consejero en su intervención.

Ha resaltado la ambición de estos proyectos para mejorar la accesibilidad en dos municipios con conjuntos históricos «de tanto valor» y con una orografía «compleja», por lo que «hemos pasado una prueba de fuego muy importante para poder hacer planes de accesibilidad en casi todo el mundo rural».

El objetivo es transformar el entorno urbano para conseguir una accesibilidad universal, «primero para sus vecinos», pero también para poner en valor su patrimonio a través de un turismo «más accesible».

Gracias a ello se revitalizarán espacios antes «vetados» a las personas con discapacidad, como zonas ajardinadas o de difícil acceso, ha explicado el consejero, que no obstante ha reconocido la dificultad de garantizar una accesibilidad plena en estas localidades dadas sus características

Por ello se actuará por orden de prioridades, situando en un primer lugar a aquellas calles que nunca han sido objeto de actuaciones de accesibilidad; después las vías que sí lo han sido pero necesitan más inversión; y en tercer lugar las calles que no van a ser totalmente accesibles «pero que sí van a mejorar».

Como muestra de estas dificultades que ofrece el terreno, Virginia Borrallo ha precisado que ya se está trabajando en dos calles con pronunciada pendiente en Jerez, con la agrupación de escalones, la instalación de un pavimento táctil y de pasamanos, e intentando suavizar su inclinación.

Se ha actuado además en la cartelería, adaptándola a la lectura fácil, y en el ayuntamiento, además de haber contactado con empresarios para hacer sus establecimientos accesibles, todo ello con el fin de «hacer más fácil la vida de los vecinos y de fomentar un turismo accesible», ha manifestado la alcaldesa.

En el caso de Guadalupe, su regidor ha indicado que el plan de accesibilidad constituye un «macroproyecto muy comprometido y valiente» y, en concreto, ha precisado que ya se ha redactado el proyecto para eliminar las barreras en la piscina.

Asimismo, se trabaja «codo con codo» con la comunidad franciscana para hacer accesible la basílica mediante la creación de una rampa exterior para salvar las escalinatas y su deseo, ha confesado, sería que también se pudiera acceder al camarín de la virgen, algo en lo que «habrá que pensar».