Las grandes empresas del sector critican medidas que aumenten los costes

J. S.

Las principales compañías del juego del país, reunidas en el Consejo empresarial del juego (Cejuego), aplauden medidas como la distancia mínima entre las casas de apuestas y los centros educativos. Pero critican que hay cuestiones del decreto-ley aprobado por la Junta de Extremadura, como los dispositivos de control, que pueden suponer un aumento de costes y por tanto perjudicar la viabilidad de los locales.

Cejuego considera que impedir que las casas de apuestas estén a menos de 300 metros de los centros educativos es «la mejor garantía de un desarrollo controlado y sostenible del sector del juego».

En cuanto al requisito de contar con personal de control de admisión y la obligación de implantar dispositivos específicos en un plazo de tres meses, Cejuego está a favor de evitar la entrada de menores y personas a las que se prohíbe el acceso al juego.

De hecho, destaca que las medidas implantadas hasta la fecha son eficaces, «como lo demuestran las actas levantadas en las inspecciones realizadas, ya que el número de incidencias sancionadas por caso de juego de menores es irrelevante».

Por ese motivo, está a favor del control y de la regulación, pero atendiendo a las características de cada local y «sin que ello conlleve un incremento en los costes estructurales que derive en la inviabilidad de dichos establecimientos».

 

Fotos

Vídeos