El Gobierno estudia reducir los impuestos a los afectados por la sequía en Extremadura

Sánchez junto a Fernández Vara visitando la Feria de Zafra. /J. M. Romero
Sánchez junto a Fernández Vara visitando la Feria de Zafra. / J. M. Romero

Planas es partidario de no modificar la norma de calidad del ibérico y defiende que sea el Consejo de la DO Cava quien regule el sector

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

La sequía empieza a asfixiar al campo extremeño y la inauguración de la Feria Ganadera de Zafra se convirtió este jueves en un escaparate ampliado para reivindicar medidas contra la falta de agua. Las organizaciones agrarias ya le han trasladado a la Junta sus peticiones y el Ejecutivo regional se las expuso a su vez al Gobierno, representado por el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas. «Esperemos que el otoño y el invierno mitiguen los efectos de la sequía pero si no es así hay que adoptar más decisiones», reclamó Guillermo Fernández Vara a Planas en el transcurso de una jornada sobre la futura PAC.

Entre esas medidas están la reducción de los módulos del IRPF o el coste de las cotizaciones a la Seguridad Social para agricultores y ganaderos. El régimen de estimación objetiva agraria (o de módulos) del IRPF es el mayoritario entre los profesionales del campo. Las reducciones de módulos aprobadas por el Gobierno en más de una ocasión se traducen en una disminución proporcional de la base imponible derivada de los rendimientos de la actividad agraria, y por tanto, del resultado de la declaración del IRPF.

Planas aseguró que son medidas que se estudiarán no solo para la sequía en buena parte del país sino por los daños provocados por las tormentas en el Levante.

Al mismo tiempo, el presidente de la Junta le trasladó su rechazo a los criterios que sigue Agroseguro para la calificación de sequía en pastos. «Estamos haciendo todos un gran esfuerzo por aumentar el nivel de aseguramiento y a todas luces el peritaje que se hace del seguro de sequía es claramente insuficiente», sostuvo Vara.

El ministro en funciones indicó que hasta ahora Agroseguro ha pagado 48 millones a explotaciones agrarias y ganaderas en Extremadura. 10 millones son por sequía en pastos. Planas resaltó la apuesta del Gobierno por incentivar el aseguramiento agrario, poniendo más fondos y complementado con el dinero procedentes de las comunidades, poniendo como ejemplo el aumento de fondos aprobado por el Ejecutivo de Fernández Vara.

La norma del ibérico

Aparte de la sequía, Planas habló en la conferencia de la nueva PAC 2021-2027 y de otros dos temas relevantes para la comunidad autónoma:la posible modificación de la norma de calidad del ibérico y la decisión del Gobierno de dejar en manos del consejo regulador de la denominación de origen Cava el aumento o no de hectáreas de producción.

En lo referente a la nueva PAC, que no entrará en vigor hasta 2022, dijo que Extremadura debe tener un peso fundamental por dos aspectos. Uno, por la ganadería extensiva y otro por la dehesa, un «excelente ejemplo de conexión de agricultura, ganadería y gestión sostenible».

Respecto al cava, defendió que las decisiones sobre el crecimiento de hectáreas acogidas a la denominación de origen sean adoptadas por el consejo regulador, asentado en Cataluña. Una medida recurrida por la Junta. «El potencial del cava debe ir en función de la oferta y la demanda. Que sean los profesionales del sector los que se responsabilicen de sus decisiones. La Administración tutelará el proceso», agregó.

Sobre un posible cambio de la norma de calidad del ibérico, Planas dijo que «no toquemos aquello que funciona y si lo tocamos, poniéndonos de acuerdo y para hacer lo mejor». Parte del sector porcino quiere flexibilizar las exigencias para producir ibérico. Otro rechazan esa idea.