El Gobierno aportará 66 millones de euros para el regadío de Tierra de Barros

Planas, Vara y Capoula conversan en presencia de García Seco, delegada del Gobierno :: /e. d.
Planas, Vara y Capoula conversan en presencia de García Seco, delegada del Gobierno :: / e. d.

El ministro de Agricultura anuncia que está muy próxima la declaración de interés general del proyecto, que debe ser refrendada en el Congreso

E. DOMEQUE/C. J. VINAGRE

El Gobierno considera de interés general el proyecto de regadío en Tierra de Barros y se compromete a su financiación. La declaración se concretará en breve, adelantó este miércoles el ministro de Agricultura, Luis Planas, en la inauguración de Agroexpo en Don Benito. De esta forma, el Ejecutivo central contribuirá con cerca de 66 millones de euros, un tercio del coste total presupuestado para llevar agua a 15.000 hectáreas en doce municipios de la zona centro de la provincia de Badajoz. La participación del Estado en el regadío de Tierra de Barros es una reclamación del Gobierno extremeño de Fernández Vara desde el inicio de esta legislatura. En febrero del año pasado, el Gobierno nacional , entonces del PP, rechazó aportar fondos al regadío extremeño.

Más información

«Estamos muy cerca de concluir esa declaración de interés nacional, pero debe ser sobre un proyecto y no sobre un territorio», explicó Planas. «Eso significará que el Gobierno de España se implica financieramente en el proyecto», aseveró. Una financiación que, por parte del Estado, se llevará a cabo de partidas presupuestarias repartidas en varias anualidades.

El ministro de Agricultura valoró el trabajo conjunto entre la Junta y el Gobierno para llegar a este punto, si bien matizó que aún quedan por resolver algunos detalles técnicos. «Estoy convencido de que si estos avances técnicos se producen más pronto que tarde podremos hacerlo», afirmó. La declaración de interés general debe ser refrendada en el Congreso de los Diputados.

Apoyo en el Congreso

El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, especificó que en las próximas semanas remitirán al Ministerio algunos de los requerimientos para que no haya obstáculos. «Pido al conjunto de los grupos políticos, sobre todo a los que tienen presencia en Extremadura, que se comprometan a apoyar esa declaración por ley en el momento que llegue al Congreso», indicó Vara.

El proyecto de regadío en Tierra de Barros ha sufrido diversas vicisitudes que han provocado que todavía no esté ni siquiera en obras. Se habló de él por primera vez en 1998. El Ejecutivo regional lo recuperó en 2014. El Gabinete de Monago hizo un anteproyecto y dijo finalmente que costaría 130 millones y la Junta asumiría la mitad. El resto saldría del bolsillo de los regantes. Con el cambio de gobierno extremeño, se ajustó el proyecto. El presupuesto, 195 millones, a sufragar, a partir iguales, por la Junta, los regantes y el Gobierno, propuso Vara.

Breve cronología

Diciembre de 1998.
El consejero de Agricultura, Eugenio Álvarez, anuncia, tras una Conferencia Sectorial presidida por la ministra Loyola de Palacio, que la Junta apostaba por el regadío en Tierra de Barros. Se haría, dijo, entre 2008 y 2016. El Gobierno de Aznar no lo contempló en el Plan Nacional de Regadíos.
Mediados de 2014.
El Ejecutivo de José Antonio Monago retoma la idea del regadío en Tierra de Barros. Se constituye la comunidad de regantes y se cierra el número de agricultores dispuestos a participar. El Gobierno autonómico del PP elabora un anteproyecto a finales de legislatura. Regar costaría 130 millones (primero se dijo 90).
Septiembre de 2015
. El Ejecutivo de Vara se reúne con los agricultores. Presenta el anteproyecto a la ministra Isabel García Tejerina, quien asegura desconocer el plan. Se fija el coste: 195 millones.
Febrero de 2018.
El Gobierno de Rajoy rechaza financiar el regadío. La Junta dice que sigue adelante con el proyecto y busca alternativas.

El presidente de la comunidad de regantes, Isidro Hurtado, explicó que el anteproyecto de Monago «fue muy inexacto. No contempló el IVA ni el coste de las expropiaciones y tampoco llevaba el agua directamente a cada parcela del regante en cuestión, con lo que cada comunero debía costeárselo aparte. El coste real no estaba en el anteproyecto».

El Ejecutivo extremeño de Vara reclamó la implicación del Gobierno de Rajoy para facilitar su desarrollo. En febrero de 2018, el Ministerio de Agricultura anunció que no lo iba a sufragar al no verlo de interés general y cuestionó técnicamente el proyecto. Ahora Madrid dice que habrá financiación.

Las protestas obligaron a limitar el acceso

Decenas de agricultores quisieron hacerse escuchar a las puertas de Feval ante la presencia del ministro de Agricultura en la cita de Agroexpo. Por un lado, a través de la tractorada convocada por la organización La Unión y, por otro, con una manifestación de la Plataforma 27-M. Ambos convocantes pedían precios justos. La protesta trascurrió sin incidentes, a excepción de un momento de tensión en el interior de Feval que fue resuelto la Policía Nacional. Tras lo sucedido, la Delegación de Gobierno limitó la entrada de público en el recinto.

 

Fotos

Vídeos