Los funcionarios de la Junta podrán solicitar trabajar desde casa desde este año

Funcionarios de la Junta en Mérida:: HOY/
Funcionarios de la Junta en Mérida:: HOY

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el decreto que regula la fórmula del teletrabajo

EFE | REDACCIÓN

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura dio su visto bueno este miércoles al decreto que regula el teletrabajo de los funcionarios desde sus domicilios.

Según explicó la portavoz del Gobierno regional, Isabel Gil Rosiña, esto implica importantes beneficios ya que se avanza en la conciliación de las vidas laboral y familiar, habrá una mayor productividad y se reducirán los costes materiales de la Junta, tal como adelantó HOY en diciembre.

Gil Rosiña detalló que el anterior Gobierno regional llevó a cabo con éxito un programa piloto al que se presentaron 44 solicitudes. La convocatoria será anual, aunque las embarazadas y las mujeres víctimas de la violencia machista podrán hacer sus peticiones cuando lo consideren.

Tendrán la consideración de puestos de trabajo susceptibles de ser desempeñados mediante teletrabajo los que puedan ser ejercidos de forma autónoma y no presencial, atendiendo a sus características específicas y a los medios requeridos para su desarrollo.

Los empleados públicos que lo soliciten podrán trabajar tres días desde casa

Por sus características, no son susceptibles de ser desempeñados mediante teletrabajo los puestos en oficinas de registro y atención e información a la ciudadanía, los que correspondan a funciones de dirección, coordinación y supervisión, los de naturaleza eventual y aquellos cuya forma de provisión sea la de libre designación, así como los que conlleven necesariamente la prestación de servicios presenciales.

La duración del teletrabajo será de un año y la jornada semanal de trabajo se distribuirá de manera que tres días se presten de forma no presencial mediante la fórmula de teletrabajo y el tiempo restante en jornada presencial.

Medios necesarios

Por otra parte, las personas empleadas autorizadas para prestar servicio en régimen de teletrabajo deberán disponer de un espacio de trabajo adecuado a las funciones a desempeñar.

El equipamiento básico deberá ser aportado por los empleados y estará constituido por un ordenador personal con acceso a Internet a través de una conexión suficiente y segura, para que pueda desempeñar las tareas propias de su puesto de trabajo.

Por su parte, la Administración Autonómica facilitará una cuenta de correo electrónico, las aplicaciones informáticas necesarias para el desarrollo del trabajo cotidiano y un escritorio remoto, con acceso seguro VPN que reproduzca las condiciones de trabajo de un puesto físico del centro en el que el trabajador esté destinado.

Previa consulta con las secretarías generales y los órganos competentes de los organismos y entes públicos, la Dirección General de la Función Pública convocará el proceso para la autorización del desempeño de puestos de trabajo en la modalidad de prestación no presencial bajo la fórmula del teletrabajo.

Este viernes se reunirán la vicepresidenta y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, y los sindicatos para analizar la flexibilidad horaria de los funcionarios.