La fotovoltaica de Bienvenida pospone el inicio de las obras a otoño

Subestación eléctrica de Bienvenida, que está siendo ampliada para evacuar la energía de las fotovoltaicas de la zona. /HOY
Subestación eléctrica de Bienvenida, que está siendo ampliada para evacuar la energía de las fotovoltaicas de la zona. / HOY

El Ayuntamiento tramita la licencia de obras mientras la promotora debe construir un camino de acceso a la plantilla

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Definitivamente las obras de la fotovoltaica prevista en Bienvenida, en el sureste extremeño, no arrancarán entre julio y agosto. Con 180 megavatios (MW) de potencia, los primeros trabajos no empezarán como poco hasta dentro de un mes, ya en las puertas del otoño. El alcalde de Bienvenida, Antonio Carmona, afina más y cree que la fecha de inicio de las obras será entre finales de septiembre y principios de octubre, aunque el Consistorio tenga preparada en unas semanas la obligada licencia de obras.

La idea primitiva era que la planta renovable empezara a levantarse en julio. Sin embargo, un cambio técnico en el proyecto y el hecho de que la promotora de la fotovoltaica deba construir un camino de acceso desde una vía pública han pospuesto la fecha prevista de comienzo de los trabajos.

La promotora de la renovable, Iberia Termosolar, considera que ese camino, imprescindible para la instalación, tardará unas tres semanas en construirse y obviamente empezará a hacerse antes de la entrada de la maquinaria propia para iniciar la construcción de la fotovoltaica.

El cambio técnico tiene que ver con lo que apareció ayer publicado en el Boletín Oficial del Estado. Aunque la resolución del Ministerio para la Transición Ecológica está firmada con fecha 30 de junio, hasta ayer no se oficializó esa disposición por la que se concede la autorización administrativa previa y de construcción de la modificación de la planta. Ya contaba anteriormente con esos dos permisos pero la impulsora de la instalación solicitó la modificación de la misma en dos sentidos.

Cambios

De un lado, en el cambio del nombre de la planta, que hasta ahora se denominaba Calzadilla (por el proyecto original, ya desechado, de ubicar tres fotovoltaicas en buena parte de Calzadilla de los Barros). Ahora se llamará Bienvenida. Y de otra parte en la ampliación de la potencia instalada, que queda definitivamente en 180,137 MW (antes 169), algo de lo que ya informó HOY a finales del año pasado. También se ha modificado la superficie de ocupación.

Esos dos cambios más el referido de construcción de un camino han pospuesto el inicio de la construcción de una planta que evacuará su energía en la subestación de Red Eléctrica situada en la localidad.

La subestación está ampliando su capacidad para poder recibir la energía procedente no solo de la planta de Bienvenida sino de la vecina Núñez de Balboa, en construcción entre Usagre e Hinojosa del Valle.

La fotovoltaica de Bienvenida tendrá una inversión aproximada de 144 millones de euros. El Consistorio de este municipio calcula unos ingresos anuales de unos 500.000 euros durante los cinco primeros años por la puesta en marcha de la renovable.

Después la previsión es que las arcas municipales ingresarán unos 250.000 euros por impuestos y alquiler de los terrenos, que son públicos.