Formación en los institutos

Como siempre, la educación. Desde las asociaciones en defensa de los derechos del colectivo LGBTI se considera que hay personas víctimas de agresiones que no saben que están sufriendo un delito de odio ni cómo lo pueden denunciar. Por ello, aplauden todas las acciones formativas que se realicen. «La Policía de Badajoz está dando talleres sobre delitos de odio en los institutos; es una muy buena iniciativa», ejemplifica Emiliano José Hernández, de Fundación Triángulo, que también entiende que trabajar en el ámbito educativo sobre la sensibilización y la aceptación de la diversidad es una forma de que se reduzcan las agresiones por motivos de orientación o identidad sexual.