Fomento cerró 2018 con 390 millones pendientes de licitar en el AVE extremeño

Viaducto del AVE sobre el Tajo, aún pendiente de terminación de las obras. :: /HOY
Viaducto del AVE sobre el Tajo, aún pendiente de terminación de las obras. :: / HOY

Los contratos formaban parte de las inversiones previstas por Adif para la segunda mitad del año pero finalmente no salieron a concurso

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Ministerio de Fomento cerró el año 2018 con 390 millones de euros pendientes de invertir en obras relacionadas con la línea de alta velocidad en Extremadura. Esa cifra corresponde exclusivamente a proyectos de construcción, por lo que el dato sería aún mayor si se contemplaran los contratos de suministros y servicios.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) publicó a finales del pasado mes de abril en el diario oficial de la Unión Europea más de 130 anuncios de información previa sobre concursos que preveía convocar a lo largo del año. Se trata de una exigencia de la Ley de contratos, que obliga a las entidades del sector público a dar a conocer su actividad de forma anticipada. Además, esto permite acortar posteriormente los plazos de tramitación.

Estos anuncios recogen el objeto del contrato, el presupuesto estimado, el plazo de ejecución y cuándo se prevé convocar el concurso correspondiente. No son de obligado cumplimiento, pero ponen sobre la mesa un plan de inversiones a corto plazo. Además, los importes estimados suelen estar por encima de la licitación real, que a su vez vuelve a reducirse en el proceso de adjudicación por la competencia entre las constructoras.

Más información

Esta información previa recogía 26 contratos para la línea extremeña de alta velocidad, de los cuales tres eran de suministro y nueve de asistencias técnicas. El resto, catorce, se dedicaba a obras.

La mayor parte correspondió a los cinco tramos pendientes entre Navalmoral de la Mata y Plasencia, que sumaban 367 millones de euros y que se esperaban sacar a concurso en el segundo semestre del año. Sin embargo, solamente uno salió a licitación, el del tramo de Casatejada a Toril, por 42,4 millones. Los cuatro que faltan (Arroyo de Santa María-Navalmoral de la Mata, Toril-Río Tiétar, Río Tiétar-Malpartida de Plasencia y Malpartida de Plasencia-Plasencia) sumaban en las previsiones de Adif 319 millones de euros.

La delegada del Gobierno afirmó que los 375 millones anunciados por Fomento incluyen adjudicaciones

El Ministerio de Fomento anunció en 2017, entonces con el PP en el Gobierno, la reactivación de estos tramos para dar continuidad a las obras entre Badajoz y Plasencia. El compromiso era que estuvieran operativos en 2023. Pero para ello era necesario actualizar unos proyectos que fueron redactados en 2010 y que no están adaptados a la legislación actual. La previsión era realizar esta renovación en 2018 y sacar a concurso las obras, pero no ha sido posible.

Estos contratos no afectan a la puesta en servicio de un tren de altas prestaciones entre Plasencia y Badajoz en 2020, pero entre las previsiones de Adif también se recogían actuaciones que son necesarias para terminar este trazado y que tampoco han salido a concurso.

En concreto, la entidad incluyó en sus previsiones un contrato de renovación de accesos y estaciones de Cáceres, Mérida, Aljucén y Badajoz, dotado con 12,1 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses. Por el mismo importe y siete meses de obras se contemplaba la renovación de vía entre Monfragüe y Plasencia, lo que facilitará a los trenes que vengan de Madrid por la vía convencional el paso a la plataforma de alta velocidad (y a la inversa). Por último, se anunció para el primer semestre de 2018 el concurso de instalación de telecomunicaciones para señalización entre Plasencia y Badajoz, con un presupuesto de 11,6 millones y un plazo de ejecución de trece meses. Ninguno de estos tres contratos salieron a concurso el pasado año.

375 millones hasta junio

Según ha podido saber HOY, algunas de estas actuaciones pendientes formarán parte de los 375 millones de euros comprometidos por Fomento para el primer semestre de este año, tal como trasladó el jueves el ministro José Luis Ábalos al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara. De ese modo, no se trata tanto de nuevas inversiones, sino de actuaciones pendientes.

Es más, la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, explicó ayer que en esta cantidad no sólo se incluyen nuevas licitaciones, sino adjudicaciones. En ese caso, se trata de contratos que ya han salido a concurso y que están pendientes de ejecución, como la instalación de vías entre Plasencia y Cáceres. Para la Junta, lo importante no es tanto la cifra sino que se aseguran actuaciones imprescindibles para cumplir los compromisos adquiridos de mejora y electrificación del tramo Plasencia-Badajoz.

Reunión del Pacto

Para el 21 de enero está prevista una nueva reunión del Pacto por el Ferrocarril, en la que participarán responsables de Adif. En ese encuentro se conocerá con detalle a qué corresponden esos 375 millones.

En cualquier caso, aunque se trate de inversiones ya anunciadas y comprometidas, la delegada del Gobierno recalcó que «nunca desde que se iniciaron las obras ha habido una movilización de fondos tan importante y en tan poco tiempo». A esto se suma el aumento del 41% en los fondos consignados para Adif y Adif Alta Velocidad en los Presupuestos del Estado para 2019 respecto al pasado año. Eso supondría pasar de 266 millones, cantidad recogida en las cuentas de 2018, a 375 millones. Fomento anunció el jueves que esa cantidad se destinará a mejorar la red ferroviaria regional en las conexiones con Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía.

 

Fotos

Vídeos