La Fiscalía pide diez años de cárcel por una agresión con cuchillos en Mérida

Centro comercial El Foro, donde tuvo lugar la agresión. :: j. m. romero/
Centro comercial El Foro, donde tuvo lugar la agresión. :: j. m. romero

Solicita ocho años por tentativa de homicidio para dos hermanos y dos más para uno de ellos por tenencia ilícita de armas

J. S. MÉRIDA.

La Fiscalía de Mérida solicita diez años de prisión para el principal implicado en una agresión con cuchillos que tuvo lugar a finales del año 2015 en la capital autonómica. En concreto, reclama ocho años de cárcel por tentativa de homicidio para dos hermanos que regentaban una bocatería, y para uno de ellos pide dos años más por tenencia ilícita de armas. Los hechos tuvieron lugar sobre las 22.30 horas del 21 de septiembre de 2015 en el centro comercial El Foro de Mérida. Según las declaraciones de los implicados, la pelea se inició por una discusión entre un camarero y un cliente, aunque la Policía sostuvo desde el inicio de la investigación que había un enfrentamiento previo entre las dos familias.

La Fiscalía estima que, tras discutir con su cliente, el camarero C. M. cogió un cuchillo del establecimiento y le asestó varias puñaladas en el costado y en la lengua. Viendo lo que estaba ocurriendo, su hermano, A. M., se acercó y clavó a la víctima otro cuchillo en el costado.

A continuación, una cuarta persona acudió en auxilio de la víctima, pero C. M. le golpeó con el cuchillo en la cabeza.

La persona que recibió las cuchilladas sufrió heridas de distinta consideración que afectaron a estructuras vitales. La acusación pública sostiene que habría fallecido de no haber recibido asistencia médica inmediata. Tras superar el ataque, necesitó 404 días para su curación completa, de los cuales 180 fueron impeditivos y durante 72 tuvo que permanecer ingresado.

Los dos implicados permanecieron en paradero desconocido durante una semana, hasta que se entregaron a la Policía el 28 de septiembre. Ese día se produjo la entrada y registro en el domicilio de C. M., donde fue hallada una pistola marca Ekol que había sido modificada para poder disparar proyectiles. Desde entonces se mantuvo en prisión provisional hasta el 29 de marzo de 2016.

Homicidio y tenencia

La Fiscalía solicita para C. M. ocho años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y dos más por tenencia de armas. También pide una multa de 45 días a razón de 10 euros diarios por las lesiones causadas a la persona que acudió en auxilio de la víctima.

Para A. M., hermano del principal implicado, reclama una condena de ocho años de prisión también por tentativa de homicidio. Asimismo, exige medidas de alejamiento respecto de los dos agredidos. Para la acusación pública, la principal víctima debería ser indemnizada con cerca de 30.000 euros. El juicio está previsto para la próxima semana en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz, con sede en Mérida.