La Fiscalía pide cinco años de cárcel por tener mil plantas de marihuana

Imagen de archivo de una plantación de marihuana /HOY
Imagen de archivo de una plantación de marihuana / HOY

La solicitud de pena se agrava porque el principal implicado también fue sorprendido con cocaína

JUAN SORIANO

MÉRIDA. Las operaciones de la Guardia Civil y la Policía contra plantaciones de marihuana se han convertido en habituales. La mayor parte se resuelve en juzgados de lo Penal, pero hay casos de especial gravedad que deben dirimirse en las audiencias provinciales, como ocurrirá con una plantación de Mérida.

La Fiscalía solicita una pena de cinco años de prisión para un individuo al que se considera responsable de una finca que tenía más de mil plantas de marihuana. La petición se agrava porque también fue descubierto con cocaína, que está considerada una droga causante de grave daño a la salud y que por tanto implica condenas más duras.

Los hechos se remontan al pasado mes de febrero, cuando las investigaciones de la Policía Nacional permitieron conocer que el principal implicado y su esposa se estaban dedicando de forma habitual al cultivo y tráfico de marihuana y a la venta de cocaína.

La droga incautada tendría un valor en el mercado negro de más de 360.000 euros

Este trabajo llevó a los agentes a una parcela situada en la zona de La Ronquilla de Mérida. Cuando el investigado se dio cuenta de la presencia policial tiró por la ventanilla del coche en el que viajaba una bolsa de plástico con dos paquetes con un polvo blanco que el análisis identificó como cocaína. En total, sumaban cerca de cien gramos, que hubieran supuesto en el mercado ilícito un valor de 6.200 euros.

Este individuo fue detenido cuando intentaba abandonar la zona. Ante lo ocurrido, la Brigada de Policía Judicial solicitó la entrada y registro de la citada finca, lo que fue autorizado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de la capital autonómica.

Los agentes hallaron en la parcela 1.028 plantas de marihuana en diferentes estados de crecimiento con un valor en el mercado negro de 354.400 euros. Asimismo, encontraron elementos destinados a agilizar el desarrollo de las plantas, como cinco ventiladores colocados en las paredes, dos aparatos de aire acondicionado, cincuenta transformadores, 51 lámparas reflectantes de calor y luz y tubos para filtrar aire.

También descubrieron enseres dirigidos a preparar las dosis individuales tanto de marihuana como de cocaína con el objetivo de venderlas. Se trata de una prensa, una balanza de precisión, bolsas de plástico con sistema de termosellado y una envasadora-selladora al vacío.

Cinco años de prisión

La Fiscalía aprecia un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan un grave daño a la salud, así como otro delito de sustancias que no causan grave daño, pero agravado por la notable cantidad de plantas halladas.

Para el principal implicado se pide una pena de cinco años de prisión y 400.000 euros de multa, mientras que para su mujer se solicitan cuatro años y medio de cárcel y 375.000 euros de multa, ya que solo se le imputa el delito por cultivo y tráfico de marihuana.