La financiación autonómica centra el primer pleno de la Asamblea

Primer pleno de la Asamblea de Extremadura. / Brígido

EFE

mérida. La vicepresidenta y consejera de Hacienda y Presupuestos, Pilar Blanco-Morales, comparecerá a petición propia en el primer pleno del nuevo período de sesiones de la Asamblea, que se celebrará mañana jueves, para abordar la necesidad de un nuevo modelo de financiación autonómica, que atienda las necesidades de los extremeños.

Según explicó la portavoz popular, Cristina Teniente, tras la Junta de Portavoces, la comparecencia se produce después de que su grupo la hubiese solicitado para analizar la repercusión de los 200 millones de euros que el Gobierno central «ha birlado» a la región por el retraso en las entregas a cuenta y devolución del IVA. En este primer pleno, que comenzará a las 10.30 para permitir que los padres y madres con hijos en edad escolar puedan conciliar su asistencia con el del inicio del curso, no se debatirá la creación de una comisión sobre despoblación propuesta por Ciudadanos y apoyada por Unidas Podemos y PP, pero que rechazó el PSOE, que abogó por un pacto de todos los grupos y medidas concretas.

Los tres grupos de la oposición criticaron la postura y contradicciones del PSOE, que por un lado reconoce el problema que la despoblación supone para Extremadura, pero rechaza que se pongan en marcha acciones como esta comisión.

Losn tres partidos lamentaron que el PSOE haya justificado su rechazo en que ya se creó una comisión hace dos legislaturas, ya que sus conclusiones fueron muy generales y además después no se completaron con acciones concretas.

La portavoz del PSOE, Lara Garlitos, defendió el compromiso de su partido y de la Junta para paliar los efectos de la despoblación siempre que ha gobernado, a diferencia del PP, y añadió que su formación cree que ahora lo que hay que hacer es «poner medidas sobre la mesa y actuaciones inmediatas» y una comisión lo que haría es «ralentizar».

Dentro del orden del día se debatirá además una propuesta de Unidas Podemos que reclama a la Junta que declare la emergencia climática para impulsar medidas que puedan aminorar los efectos del cambio climático y que se exija a la empresa ALSA, adjudicataria del nuevo servicio de transporte por carretera, la restauración de líneas suprimidas, o de lo contrario se rescinda el contrato.