Los farmacéuticos achacan la falta de medicinas a los bajos precios que marca el Estado

EFE MÉRIDA.

El presidente del Consejo Extremeño de Colegios Farmacéuticos, Cecilio Venegas, instó ayer a los ciudadanos a estar tranquilos pero a estar también «vigilantes todos» ante los problemas de desabastecimiento de determinados medicamentos que sufren las farmacias extremeñas y españolas.

Preguntado por esta cuestión en la presentación de la campaña 'Gracias por echar una mano' de Sigre, Venegas dijo que «el problema del desabastecimiento es importante», aunque eso no quiere decir que tenga que ser un asunto preocupante para la ciudadanía.

Sí lo es -añadió- para los profesionales, a los que cada semana se les envía un listado de las faltas de medicamentos con que pueden encontrarse.

Insistió en que estos están debidamente informados de los problemas y las soluciones ante los casos de desabastecimiento por entidades como los colegios farmacéuticos.

Cecilio Venegas reconoció que los problemas de escasez de ciertos medicamentos «lamentablemente van creciendo» y precisó que no trata solo del Dalsy, sino de otros también muy frecuentes o habituales como el Adiro o el Nolotil.

Atribuyó esta situación al hecho de que a la industria farmacéutica no le interesa poner en el mercado español determinados medicamentos por el bajo precio que para ellos fija el Estado, así como a otros problemas añadidos como el «acopio enorme» que esta haciendo Inglaterra ante los problemas de desabastecimiento que puede ocasionarles el 'brexit'. A su juicio, en España empieza a existir «un divorcio muy grande entre el precio real y el que realmente debía tener el medicamento, lo que hace que a la industria farmacéutica no le sea atractivo colocar medicamentos en España».

 

Fotos

Vídeos